Crónica y fotos del Barcia Metalfest (31-07-2021 Auditorio Torres Oscuras, Torreperogil – Jaén -)

El sábado 31 de julio tuvo lugar la decimoquinta edición del Barcia Metalfest, uno de los Festivales de Rock y Metal más longevos de nuestro país que cuenta con un público fiel el cual, como cada año, se desplazó en tropel a la localidad jienense de Torreperogil para asistir a un lugar emblemático como son las altomedievales Torres Oscuras convertidas en un Auditorio cuyas piedras del Siglo XIII aportaron una perfecta acústica y constituyeron el marco ideal para que LEVEDAD ZERO, ARS AMANDI, VHÄLDEMAR y SPHINX descargaran todo su poder metalero en una clara apuesta por el Rock Nacional y por la Cultura Segura.

Es obligado, tanto por la perfecta gestión como por el más que amable trato recibido, dar la enhorabuena y las gracias a la organización del evento por su extraordinaria labor e involucración, algo extensible también a todos los habitantes de la mencionada población que acogieron calurosamente a músicos, público y prensa para un espectáculo que mantuvo un total cumplimiento de las medidas de seguridad vigentes.

A las 21:00 horas en punto saltó a escena el Rock Sinfónico de LEVEDAD ZERO, una banda local dentro de esa firme apuesta que hace el Festival por los grupos de la provincia dando en este caso la bienvenida a los de Cazorla, una formación compuesta por Olaya O’Jansen a la voz y la flauta, Jesús Estudillo a la guitarra y al violín, Juanjo Benito a los teclado y programaciones, Francis Martínez a la batería, Ángel Fernández al bajo y Juanmi Martínez a la guitarra, un sexteto que debido a la pandemia no pudo presentar su primer disco titulado Todos Somos Uno que cuenta con diez temas en su interior entre los que se incluye una evocadora versión de la canción The House Of The Rising Sun” de los sesenteros THE ANIMALS y del cual interpretaron varios cortes. 

LEVEDAD ZERO llegó para demostrar por todo lo alto que el Metal de las tierras andaluzas está más vivo que nunca, hecho sobre el que no quedó ninguna duda gracias a una actuación de alto nivel musical e instrumental por no hablar de la vibrante voz de la frontwoman de la banda, quien gestionó con igual potencia, solidez y brillo tanto los temas con letras en inglés como los interpretados en castellano. La actuación comenzó con su logo a modo de telón cubriendo la espalda del batería y con un cielo aún iluminado por el sol mientras los primeros acordes de una Intro comenzaron a sonar y la alineación se fue instalando en el escenario para arrancar sin más dilación con el tema “Enjoy The Silence”, una canción de los británicos DEPECHE MODE que abrió las puertas a la aparición sobre las tablas de la cantante con una performance a modo de máscara veneciana, incrementando el misterio que ya por sí mismo destila el tema que la banda se llevó perfectamente a un terreno más melódico sin olvidar los matices noventeros que el cuarteto le infundió en origen.

“Into The Gap” o “Dulce Condena”, ambas incluidas en su ópera prima ya mencionada, levantaron el entusiasmo y los aplausos del público que ya empezaba a calentarse en sus asientos con ganas del buen Rock que el grupo les ofreció a raudales con unos destacados teclados que ofrecieron una redonda base rítmica junto con un cadencioso bajo, el cual hizo perfectamente el juego escénico a Olaya pues tanto ella como Ángel se encargaron durante gran parte del espectáculo de poner la garra escénica a las canciones con una perfecta compenetración de movimientos y complicidad sobre las tablas apoyados en arpegios y punteos por las seis cuerdas curtidas y talentosas tanto de Jesús como Juanmi, mientras que la voz de la cantante hacía gala de recorrido por registros agudos que dejaron patente una garganta trabajada y poderosa a la vez que envolvente con la cual no sólo desgranó con fuerza los temas, sino que conectó a la perfección con el público. 

“Zero Levedad” y tal vez la más conocida “Albare” casi cerraron ya con focos sobre sus cabezas y un cielo teñido de rosas en el atardecer una primera actuación en la que quedó patente el perfecto empaste de los componentes de este grupo en directo en cuanto a la ejecución de unas canciones que dan vida a un álbum con pistas complejas, cargadas de creatividad y matices con las que ofrecieron un derroche de sensaciones melódicas arropadas por un sonido y una calidad técnica que se mantuvieron durante todas las actuaciones.

Tras un breve descanso llegó el turno aproximadamente sobre las 22:00 horas de ARS AMANDI, de nuevo un sexteto esta vez con origen en tierras castellanas (Dani Aller a la voz, dulzaina, pito castellano y whistle, David Noisel al bajo, Óscar Pérez a la batería, Daniel Rodríguez al violín y Miguel Ángel Torres junto con Alejandro Ménez en sendas guitarras) que llegó para dar buena cuenta de su último trabajo En Tierra De Castillos, el cual fue editado en octubre del 2019 y que poco han podido rodar por ahora debido a la situación sanitaria acaecida en 2020.

Esta formación, adalid del Rock Castellano y pionera en desarrollar un género musical que combina este estilo con instrumentos tradicionales del folklore de dichas tierras, practica en su disco una arriesgada y exitosa propuesta prácticamente conceptual que aúna un claro homenaje a Castilla y León gracias una temática central que narra hechos e historias acontecidas en sus pueblos y a sus gentes siglos atrás con letras que al mismo tiempo tienen un contenido universal como son el amor, el respeto o la justicia. 

A lo largo de un Set List en el que pudimos escuchar temas como “La Voz Que Me Guía” de corte más Hard en ausencia de violín y gracias a dos guitarras con melodía y punteos elaborados, pasando por otros de inicio más Heavy como “No Queda Sino Batirnos” con arpegio clásico a cargo del virtuoso Torres que mostró aquí una guitarra más afilada junto con coros conjuntados que potenciaron la ya de por sí carismática voz de Aller, quien conectó de lleno con la gente sin parar de recorrer el escenario de un lado a otro haciendo partícipe al respetable de otras tantas canciones, llegaron “El Viajero” o “Defensores de Pallantia”, las cuales permitieron a Dani regalarnos esa magistral interpretación que lleva a cabo con su ristre de instrumentos de viento aportando luz a las partes más Folk no como adorno sino con personalidad y junto al virtuosismo de un violín incansable que por momentos tomó la batuta del grupo con actitud y sonidos pegadizos que parecían cantar también con orgullo en esta última a las mujeres de Palencia y su resistencia pertinaz ante el enemigo, gestionándose también en este tema una poderosa tanda de percusiones de bajo y batería.

El despliegue de focos fijos y a modo de flash que generosamente iluminaban tanto a los músicos como al público siguió dando cobertura a la actitud rodada y feroz de la banda en escena, la cual continuó desarrollando otros temas ya emblemáticos como son “El Poder De Caelia”, “Ábula” o “A Sus Gentes”, ejecutados todos ellos con unas guitarras que buscaron un sonido reforzado por los cañeros Óscar y David fundamentales en esta formación que juega magistralmente con los sonidos y que compacta una gran cantidad de instrumentos junto con la voz versátil y en plena forma del cantante, quien nos dio el momento álgido de la noche con el homenaje a TRIANA que suele practicar el grupo en sus directos a través del mágico “Abre La Puerta”, canción que casi vino a rematar, entre merecidos aplausos y gritos de bravo del público, un concierto de alto voltaje para el que, tal y como dijo Dani al principio, había ganas y así lo dejaron patente.

Los vizcaínos VHÄLDEMAR, con el guitarrista y miembro fundador Pedro J. Monge a la cabeza ostentando este honor junto al cantante Carlos Escudero, comenzaron de nuevo a hacer vibrar las tablas gracias a su Power Metal / Heavy Metal / Speed Metal ya pasadas las 23:00 horas y con un respetable encendido que acogió con ganas de seguir soltando adrenalina a una banda que, bajo los gritos de guerra pronunciados por su vocalista “A muerte” y “No he venido aquí para hacer amigos”, invadió el escenario con una actitud arrolladora desde el comienzo y una destacable actuación de Escudero, cuyas poderosas cuerdas vocales no dieron tregua a ninguno de los temas jugando con los graves para deleitar en inglés durante algo más de una hora, tiempo durante el cual el show fue in crescendo arrastrando con él a todos los allí presentes. 

VHÄLDEMAR incendió la noche conquistándola con Pedro J. Monge a la guitarra y los coros, Jonkol Tera a los teclados, Jandro a la batería, Carlos Escudero a la voz y Edu Martínez al bajo (en esta ocasión no estuvo Raúl Serrano), un quinteto que literalmente se metió al público en el bolsillo tanto con las canciones que recuperaron de anteriores trabajos como el Against All Kings de 2017 y gracias a “Metalizer” o “Howling At The Moon”, como a temas extraídos de su último disco editado en 2020 bajo el título de Straight To Hell, un trabajo compuesto por diez pistas que acarician de forma contundente el Metal alemán de unos primeros e incipientes HELLOWEEN hasta llegar a cortes más clásicos cercanos a ACCEPT con interpretación sublime en cuanto al sonido se refiere de la estratosférica “Death To The Wizard” de ritmo firme con la que ya empezaron a preparar a la gente para la descarga que se les venía encima de la mano de un magistral Monge en estado de gracia, quien tocó de forma embravecida su guitarra de frente, de espalda, a derecha e izquierda llegando a romper varias cuerdas en plena furia de muñeca con riffs imparables aderezados por las distintas tonalidades del bajo de Raúl y el incontestable baqueteo de Jandro

El fragor de la batalla continuó implacable mientras se sucedían “Straight To Hell”, la thrashera “My Spirit” o “Black Mamba”, de tono ésta más oscuro y relevante base por parte de unos teclados que encajaron a la perfección en esa mezcla de estilos perfectamente combinados para crear un espectáculo de decibelios a la altura de los más exigentes, algo que pudimos palpar durante un directo en el que sin duda el protagonista fue Carlos, un frontman que demostró actitud sobre las tablas lanzando continuos speechs del gusto del respetable que los acogió con las manos en alto y continuos headbanging aplaudiendo desde sus asientos lo que fue un final apoteósico que terminó, como no podía ser de otra forma, con los pertinentes y en este caso más que exigidos bises.  

El colofón final corrió a cargo, ya pasada la media noche, de los gaditanos SPHINX, cinco guerreros (Nikly Pérez a la batería, Justi Bala a la guitarra, Pepe Pineda al bajo, Álex Sánchez a la guitarra y Manuel Rodriguez a la voz) que, tras siete años de silencio, lo han roto en una esperada Reunión Tour con la que derrocharon a través de diez temas espíritu de lucha, profesionalidad, actitud escénica y sobre todo pudieron presumir de un sonido atronador que fue cogiendo forma a medida que el directo iba avanzando.

Con la colaboración en algún tema de José Ángel Díaz (Piruli), cantante de AZRAEL, se desataron como inicio con toda la rabia que despliega ese “No”, tema con el que ya comenzaron a poner las manos de la gente en alto que coreó éste y prácticamente el resto acompañando a la voz de Manuel, quien demostró estar en su mejor momento con agudos soberbios mezclados a la perfección con coros metaleros que avanzaron por “Destino” seguida de “La Muerte Sobre Un Papel”, la cual trajo una potente carga de emotividad al recinto ya no sólo por tener una melodía más acogedora, sino por ser una canción icónica de su primer trabajo con la nostalgia que el retroceder en el tiempo conlleva y con la que nos llevaron a un baño de punteos gracias a la forma en la que ambos guitarristas tienen de complementarse en los papeles de rítmica y principal, apostillados por una batería contundente que el bajo matizó con toques medidos buscando en todo momento un perfecto redondeo.

“Recluso 943” aportó tintes Power demostrando que el grupo se mueve como pez en el agua también por estas lides y que no sólo el Heavy Metal es su fuerte mientras se adentraban en “Noche Maldita”, canción denuncia de contenido social sobre la lacra de los malos tratos en cuyas notas destacan las melodías al estilo MAIDEN marcadas por la impronta de la banda muy del gusto de los allí presentes o las también incontestables “Momentos De Lucidez”, de las más emblemáticos al tratarse de una canción llena de matices y cambios donde de nuevo Álex y Justi se dejaron la piel arpegiando a la velocidad del sonido o la coreada “Ángel Sin Piedad”.

La noche llegaba a su fin y los chicos de SPHINX no se podían marchar sin regalarnos su canción referente, su homónima a la que siempre dedican una coreografía escénica especial y la que prolongan durante once minutos sin dejarnos ver el final que se muestra inalcanzable, perdido en una irrepetible sucesión de notas que sumergen la voz de Manuel en “Sphinx” tan pronto marcando como tan pronto siguiendo un ritmo generoso y de estribillo recordable que no abandona en ningún momento la base rítmica conductora de un himno que ya forma parte de su ADN y con el que engrandecieron su concierto en una despedida que este tema convirtió en sempiterna para nuestros oídos.

Así se hacen las cosas y así de bueno es nuestro producto de Rock y Metal patrio del que humildemente podemos hacer gala en este caso con cuatro bandas que se deshicieron en agradecimientos tanto hacia el público como hacia la organización y los técnicos de sonido y luces que estuvieron a la altura de las circunstancias para hacer inolvidable el Barcia Metalfest, un Festival que sin duda goza de muy buena salud. 

 

Crónica: MONTSERRAT CALVO 

Fotografías: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE

Galeria de LEVEDAD ZERO

Galeria de ARS AMANDI

Galeria de VHALDEMAR

Galeria de SPHINX

 

 

 

Montserrat Calvo

Montserrat Calvo REDACTORA Y RESPONSABLE DE NOTICIAS Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas. Banda: Mötley Crüe Álbum: Theatre Of Pain (1985) Canción: Home Sweet Home (Mötley Crüe) Festival: Vendería mi alma al diablo por ir a un “Monsters Of Rock Cruise” FACEBOOK:https://www.facebook.com/montserrat.calvoarroyo INSTRAGRAM: @montserrat_rock69 montserratcalvo@reinodesuenos.com

8 comentarios en «Crónica y fotos del Barcia Metalfest (31-07-2021 Auditorio Torres Oscuras, Torreperogil – Jaén -)»

  • el 04/08/2021 a las 20:33
    Enlace permanente

    Raúl Serrano en esta ocasión no estuvo con el bajo con los vascos. Lo dijo perfectamente Carlos cuando presentó a la banda durante el tema “The Old Man”, su sustituto para el festival, si no essuché mal, fue Eduardo.

    Respuesta
    • el 04/08/2021 a las 20:56
      Enlace permanente

      Muchas gracias por la corrección. Tienes razón, efectivamente no estuvo Raúl y Carlos dijo que el bajista que tocaba con ellos en el Festival era el que les acompañaba cuando Serrano no podía. Un “lapsus”. Lo quitaré y consultaré el nombre completo con la banda para añadirlo correctamente. Un cordial saludo

      Respuesta
  • el 04/08/2021 a las 20:38
    Enlace permanente

    “Piruli” (actual vocalista de Azrael, también en Razorblade, ex-Moonligt Fear…) participó en el tema “Recluso 943”

    Respuesta
    • el 04/08/2021 a las 20:58
      Enlace permanente

      Hola Indalian !!! Correcta toda la información que ofreces sobre “Piruli” y entendido lo de MOONLIGHT FEAR que me has comentado luego. En este caso me he centrado más en los grupos que actuaban que en los invitados, aunque te agradezco tu aportación. Un cordial saludo

      Respuesta
    • el 04/08/2021 a las 21:51
      Enlace permanente

      Hola Juanma !!!! Gracias por tu comentario. El Festival sí que fue sublime y espectacular. Modestamente intentamos trasladar lo que vimos, escuchamos y vivimos con la mayor fidelidad y respeto hacia las bandas. Un cordial salud. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 05/08/2021 a las 16:39
    Enlace permanente

    Nos ha emocionado tu crónica. Precisa, documentada y hasta diría, poética. Las fotos de Miguel Ángel fantásticas. Ya me decía que lleváis muchos bolos. Muchas gracias y mucho ánimo. Viva el rock metal🤘Levedad Zero

    Respuesta
    • el 05/08/2021 a las 17:35
      Enlace permanente

      Hola amig@s !!!! Gracias por vuestro comentario y por vuestras palabras que, recogiendo la pelota, nos han emocionado a Miguel Ángel y a mí. Me alegro de corazón que os haya gustado porque siempre ponemos mucha pasión y cuidado al hablar de los conciertos y de los músicos intentando transmitir lo que en los primeros se vive y lo que los segundos transmiten. Adelante con LEVEDAD ZERO que es una apuesta firme por el Rock y necesitamos grupos como vosotros. Por aquí tenéis la web para lo que os haga falta contar, promocionar o publicar. Un metalero abrazo, gracias de nuevo y enhorabuena por el “bolazo” !!!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: