Crónica y fotos del concierto de VOID’S LEGION y DRAGO (24-04-2021 Sala Opción, Pinto – Madrid -)

El pasado sábado 24 de abril, con estricto cumplimiento de todas las medidas de aforo, sanitarias y de seguridad vigentes, asistimos en la Sala Opción de Pinto (Madrid) y bajo la marca de los conciertos Universo Rock, a una doble sesión de Metalcore protagonizada por dos formaciones nacionales irrepetibles por el carisma que despliegan ambas tanto con su música como con su presencia escénica encima de las tablas, hablamos de VOID’S LEGION y de DRAGO, dos grupos a los que podemos considerar musicalmente hermanos con una raíz común de la que parten y que luego desarrollan aportando su propio personalismo y derivando en estilos diferentes aunque troncales como son el Death Metal puro cantado en inglés de los primeros y el Nu Metal con tintes de Hardcore desarrollado en castellano por los segundos. 

Abrieron la explosiva tarde VOID’S LEGION, un quinteto formado por Mike a la guitarra, Enrique al bajo, Carlos a la voz, EME a la guitarra y Victor a la batería, una banda que actualmente cuenta con dos canciones publicadas en el 2019 a través de las diferentes plataformas digitales y que está a la espera de editar el disco en el que ya están trabajando y que probablemente será un LP.

Desgranando un Set List de diez temas, el comienzo llegó con “Burning The Foundation” tras una Intro que sirvió a los músicos para irse instalando en el escenario y ocupar cada uno su lugar mientras una niebla hacía acto de presencia en la escena dando un tono misterioso a un concierto que se caracterizó por el excepcional e innovador juego de luces llevado a cabo por el técnico de la banda de nombre Kay, quien supo manejar a capricho una iluminación propia del grupo consistente en focos flanqueando la batería, focos flanqueando la parte trasera del escenario y el luminoso de su logo a las espaldas, ejecutándose así un espectáculo prácticamente a oscuras en el que las figuras de los protagonistas se veían como fantasmagóricas, dando así un plus a un Deathcore más que bien gestionado. 

Sin mediar palabra, se arrancaron con uno de los temas que tienen publicado con videoclip incluido titulado “Behold The Human Race”, un tema que llegó nuevamente con derroche de guturales sin descanso para la garganta de Carlos, una voz que en ningún momento se dejó arrastrar ni siquiera por un leve coqueteo que se acercase a un sencillo grave, manteniéndose rocosa y cavernosa toda la noche sin perder un ápice de calidad y dando así paso a “Shall We Fall”, la cual llegó repleta de molinillos a cargo de Mike que no paró de moverse en el escenario animando al público a seguirle en su imparable headbanging mientras hacía acopio de virtuosismo junto a su compañero a las seis cuerdas EME, desviviéndose ambos con sus afiladas guitarras.

 

Con “Dogma” y “Under The Weight Of The Black Sky”, nos tuvimos que quitar el sombrero con las percusiones perfectamente llevadas por parte de Víctor y Enrique, dando ambos una base rítmica perfecta para que Carlos se agachase y levantase sobre sí mismo y se deshiciera con rudeza y voz bronca en lanzar mensajes lapidarios, frases cortas y afrontase a la perfección la cadencia que las cuatro cuerdas mantuvo durante todo el directo jugando inteligentemente con los tiempos, juego que pudimos disfrutar también en las siguientes “Endless Years Of Dispair” y “Gateway To Oblivion”

La crudeza del Death se hizo incluso amena, a pesar incluso de algunos problemas técnicos que hicieron parar el concierto en alguna ocasión pero que fueron solventados sin mayor dificultad, con un grupo en el escenario al que se le vio compacto en todo momento y que no paró de animar al público para que los siguiera con movimientos de brazos en alto y sobre todo de la cabeza, algo de lo que se encargó el cantante y también el batería, quien levantaba las baquetas cuando la canción paraba su percusión y arrastraba así a la gente a unirse a la fiesta en un escenario que realmente mantuvo la intriga sobre los rostros de los que allí estuvieron subidos durante toda la noche. 

“Flies & Flesh” casi hizo que los allí presentes se levantasen de sus sillas intentando seguir el ritmo frenético de los guitarristas, los cuales empuñaban sus mástiles y movían ágilmente sus dedos en pesados e incansables riffs que encaraban mirando al público mientras el cantante se acercada a uno y otro haciendo un símil a su lado como si tocase con ellos mientras les dejaba arrancar notas brutales de sus cuerdas antes de volver a retomar la crudeza de una voz que no dio tregua y sin duda nos regaló lo mejor de sí misma.

 

Uno de los momentos álgidos del concierto fue cuando en el penúltimo tema Carlos anunció una sorpresa, la presencia de Luis, el cantante de un grupo amigo que subió a cantar con la banda y que fue recibido con aplausos por parte de la gente, con baqueteo sobre los charles por parte de Víctor y con arranque de cuerdas de los otros tres componentes. Nada más subirse al escenario, el invitado pidió literalmente mucho ruido y pronto lo tuvimos pues, tras unos instantes de comienzo tranquilo preludio de la tempestad, empezó rápidamente a subir el volumen de las guitarras y así comenzó Luis a dejar su impronta gutural en la canción mientras ésta iba cogiendo una velocidad bestial por momentos, permitiendo a los dos vocalistas entrar en desesperación escénica interpretando el tema y cantándolo a turnos y en conjunto llegado el estribillo mientras alzaban los brazos pidiendo involucración al público que se la otorgó sin problemas ante el espectáculo de derroche cualitativo que estaban dando ambos con una empaste de voces perfecto mientras de nuevo Mike los acompañaba moviendo al compás y en molinillo su cabeza.

Tras los aplausos del respetable despidiendo al colaborador y preguntar Carlos si había ganas de más, cerraron el show magistralmente con el segundo tema que la banda ha distribuido por plataformas y que también cuenta con videoclip titulado “Enter The Void” para despedir una noche en la que no faltaron por parte de la banda los agradecimientos a los allí presentes por haber asistido y también a la sala por la potente organización, abandonando los cinco el escenario entre aplausos y una gran ovación. 

SET LIST

“Burning The Foundation”

“Behold The Human Race”

“Shall We Fall”

“Dogma”

“Under The Weight Of The Black Sky”

“Endless Years Of Dispair”

“Gateway To Oblivion”

“Flies & Flesh”

“First Fragment Of Soil”

“Enter The Void”

Tras unos breves minutos de descanso que la sala amenizó con temas de METALLICA y MOTÖRHEAD mientras se hacía el intercambio de bandas en el escenario, los de Cardoso se preparaban para continuar con la “tralla” que ya habían descargado sus compañeros y con la cual, a través de un Set List de diez temas, nos iban a desgranar su último trabajo titulado Vórtice, un disco elaborado y complejo en letras muy enraizadas con la tradición japonesa en algunos casos y conceptual en cuanto a la naturaleza humana se refiere en otros que es el debut de este cuarteto madrileño de reciente creación (2019) en el que sus actuales miembros (Juan Manuel Viñas a la guitarra, Rodrigo de Lucas a la batería, Carlos Sobrino al bajo y Javier Cardoso a la voz), han puesto toda la carne en el asador, publicando así en enero de 2020 un álbum de calidad muy esperado.

Con una Intro nerviosa y cargada de cierta psicodelia, se colocaron a oscuras en la escena los tres instrumentistas de DRAGO que fueron recibidos por los primeros aplausos del respetable y comenzaron los primeros acordes de “Libérame” mientras saltaba a la escena Javier, quien ya desde el comienzo arrancó con voz nudosa y sin parar de moverse de un lado al otro de las tablas con esa actitud arrolladora que siempre ha manifestado en sus conciertos y que sólo abandona para agacharse cuando no arrodillarse de cara al público rematando las canciones. 

“Prima Nocte” se desarrolló como un tema de contundente y cambiante base rítmica junto a una guitarra rompedora con riffs pesados y gran soltura de interpretación al mástil por parte de Juan Manuel, demostrando toda la banda lo compacto en cuando a su sonido se refiere y dando cobertura a la voz del cantante que se movió durante todos los temas por la troncosidad del gutural aderezado con partes llenas de graves potentes y más accesibles al oído.

 

Con speechs introductorios en cada canción y un continuo devenir por el escenario, Javier se metió desde el principio al público en el bolsillo con “Samurai”, tema que cuenta con videoclip y “Vórtice”, el que da título al disco y que emana energía a raudales desplegada por parte de Cardoso a través de saltos y movimientos histéricos en la interpretación de este bombazo de Groove con acordes destacables de las cuatro cuerdas muy cálidas en contraposición con la crudeza de la guitarra que despliega virtuosismo mientras la voz parece descolgarse en ocasiones de todos ellos, acercándose sólo en los momentos más fieros a la percusión de Rodrigo

Con “No Soy Un Error”, muy potente con los coros del bajista, se creó una atmósfera de suspense potenciada por la letra casi suplicante que transmitía el cantante con su peculiar estilo vocal bronco mientras se entraba en perfecta compenetración entre la voz y una guitarra melódica poderosa que crearon la atmósfera perfecta para introducir a “Dana”, más caracterizada por punteos rápidos que motivaron a Rodrigo a marcarse uno de los tantos molinillos de cabeza con los que nos regaló durante el concierto mientras ejecutaba con su batería una base rítmica imparable y trabajada.

 

“El Fantasma Del Espejo” con claro mensaje sobre cómo nos enfrentamos a nosotros mismos y que fue interpretado con voz rasgada, siguió combinando un sonido crudo en el que participaron todos los componentes de la banda que atravesaron por “Iberia Sumergida” para adentrarnos en “Estrella Del Norte”, un tema que fue presentado en voz alta tras el pie que le dio Javier por uno de los fans allí presentes sabio conocedor y seguidor del grupo que además luego en el estribillo fue llamado por el propio cantante quien le ofreció el micrófono para que lo cantase con ellos eso sí, con la broncosidad que el mismo requería. 

“Lobo” nos trajo un fin de fiesta apoteósico de rabia final con una batería imparable a la que acompañó en saltos Cardoso, quien los regaló sin medida para animar a un público que se mantuvo de milagro en sus asientos ante el despliegue de entusiasmo tanto musical como de actitud del cuarteto especialmente representado en su cantante, una voz en plena forma a la que le costó abandonar el escenario al igual que a sus compañeros pues, tras saludar los cuatro y agradecer los aplausos, escucharon durante varios minutos como la gente pronunciaba su nombre en clara admiración y también agradecimiento por el brutal espectáculo ofrecido.

SET LIST

“Libérame”

“Prima Nocte”

“Samurai”

“Vórtice”

“No Soy Un Error”

“Danna”

“El Fantasma Del Espejo”

“Iberia Sumergida”

“Estrella Del Norte”

“Lobo”

 

Crónica: MONTSERRAT CALVO

Fotografías: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE

 

 

Montserrat Calvo

Montserrat Calvo REDACTORA Y RESPONSABLE DE NOTICIAS Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas. Banda: Mötley Crüe Álbum: Theatre Of Pain (1985) Canción: Home Sweet Home (Mötley Crüe) Festival: Vendería mi alma al diablo por ir a un “Monsters Of Rock Cruise” FACEBOOK:https://www.facebook.com/montserrat.calvoarroyo INSTRAGRAM: @montserrat_rock69 montserratcalvo@reinodesuenos.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: