Crónica y fotos del concierto de OBUS + BON SCOTT BAND (12/11/2021 Sala La Riviera, Madrid)

Cuatro décadas y funcionando.

Estamos en época de aniversarios y celebraciones, de las bandas que surgieron en los
ochenta y que pusieron los cimientos, para que el metal y los sonidos más duros en
nuestro país consiguieran traspasar las modas y llegaran hasta nuestros días
manteniendo la llama. Se fueron sumando en el camino grupos fieles a un estilo y otros
renovadores del género. Respecto a los que defienden este longevo legado, hace unos
días asistimos al 40 aniversario de Panzer, el mes que viene será el turno de Barón Rojo
y esta noche el protagonismo era para Obús, la banda que surgió en 1980 en el
madrileño barrio de Vallecas y que el año pasado no pudo celebrarlo por el dichoso
virus que tantos quebraderos de cabeza nos está trayendo.

A las 19:30 horas en punto y para abrir boca, teníamos al que posiblemente es el mejor
tributo a los australianos AC/DC en nuestro país, como son la Bon Scott Band, que
llevan más de 20 años en activo. El que me conoce un poco sabe que no soy muy amigo
de los grupos tributos, me parecen respetables pero prefiero a grupos con temas propios,
aun reconociendo que hay algunos que realizan muy bien su cometido. En este caso, hay
algo que los hace diferentes, al presentar un formato que ellos llaman “Everlast”.
Consiste en llevar a dos cantante, recreando uno la época de Bon Scott y otro la época
de Bryan Johnson. Para esta primera, el encargado fue Armand Valeta, vocalista y
guitarra rítmica de los barceloneses ’77, una banda muy influenciada por el sonido de
bandas de los 70, que nos encanta y que lleva funcionando desde 2006.

Su estilo macarra, su porte con esos vaqueros ceñidos, el chaleco sin mangas y su dominio de las
canciones, junto con la clase de su hermano LG Valeta, que da réplica con su Gibson de
forma magistral a Angus Young y que se muestra como nexo común con el otro
vocalista , los convierten en una apuesta segura y ganadora. En esta primera parte
sonaron auténticos himnos como “Riff Raff”, “Problem Child”, “Touch Too Much”,
“Whotta Lota Rosie” y el electrizante “Let there be Rock”, casi nada!
En la segunda media hora cogió el micrófono el otro vocalista Dani Martos y portando
la clásica gorra y rasgando la voz, se enfrentó con mucha soltura a otra tanda de clásicos
como “Hell Bells”, “Back in Black”, “Shoot the Thrill”, “You Shook Me All Night
Long” y el poderoso “Thunderstruck”. Para el final de la actuación se dejaron su tema
franquicia, como es el mítico “Highway to Hell”, interpretado con las voces de los dos
vocalistas y con una sala bastante poblada y entregada para ser la hora que era, que
cantó con ellos de principio a fin.

No queremos olvidarnos de la base rítmica con Isra al
bajo, Tony a la batería y Bernat a la guitarra rítmica, que sonaron muy compactos y
engranados. Aunque algunos se preguntaban porque no habían elegido a una joven
banda para abrir el concierto, lo cierto es que la Bond Scott Band consiguieron su
cometido, como era el de calentar al público para lo que les esperaba después.
Con casi diez minutos de adelanto sobre la hora anunciada, las nueve de la noche,
sonaba la intro y asomaban Paco Laguna y Luisma Hernández, con Carlos Mirat situado
entre ambos. El último en aparecer fue su líder y vocalista Fortu Sánchez, uniformado
con un chaquetón y con camiseta y pantalones con el logo de Obús.

Arrancaron con “Necesito más”, de aquel álbum llamado ‘Dejarse la piel’, en una sala
que no se llenó, pero que presentaba un gran aspecto. Nos llamó la atención la
austeridad de la puesta en escena, pues salvo la pantalla en la que se proyectaban videos
y distintas imágenes, nada nos hacía intuir que estábamos en la celebración de las cuatro
décadas de la formación. No había banderolas, ni ningún tipo de ornamentación, ni
siquiera la tarima de batería que lleva Carlos en múltiples conciertos.
Con “Viviré” ya nos dejaron entrever que su mítico disco “El que más” iba a tener una
gran repercusión en el set list de esta noche, momento en el que Fortu y Carlos tuvieron
algún problema de descoordinación, que solventaron de forma rápida.
Tras el regusto acedeciano de “Sin dirección”, de aquel disco con la portada de un
cuadrilátero como “Segundos fuera” y “Cualquier noche sale el sol”, proveniente de
‘Desde el fondo del abismo”, iban a subir las pulsaciones del respetable con el enérgico
“El que más”. El público estaba ya totalmente entregado y Fortu erigiéndose en el gran
maestro de ceremonias y exhibiendo sus grandes dotes como el mejor frontman del
heavy metal español.

Desde nuestra posición en primera fila el sonido fue excelente, sonado cada instrumento
en su justa medida y con una muy buena ecualización, ayudando a que la gente se
enganchara a cantar cada canción de principio a fin.
Los primeros acordes de “Mi amigo el diablo”, nos mostraban otro corte deudor del
sonido de los australianos universales, para seguir con “Cállate!”, una canción con un
gran peso de su sección rítmica y donde las baquetas de Carlos Mirat percutían con
violencia sobre la batería, mientras que el bajo de Luisma Hernández ejecutaba sus
movimientos con precisión y eficacia.
“Pesadilla nuclear” fue otro gran subidón y uno de nuestros cortes favoritos, donde Paco
Laguna que no fue nunca partidario de grandes exhibiciones, mostro su clase y destreza
con unos de los riffs más contundentes del show, mientras Fortu se callaba en algunas
partes para dejar que el público cantara los estribillos.

 

La siniestra “Te visitará la muerte”, dio pasó después a la visceral y transgresora “Que
te jodan” de su disco ‘Desde el fondo del abismo”, momento que aprovechó Fortu para
saludar y agradecer a todos los amigos que habían venido a verle desde su residencia
actual, en Almería y desde muchos barrios emblemáticos de la capital como los de
Vallecas, Carabanchel, Moratalaz, San Blas o Vicálvaro entre otros.
Tras la crítica e imprescindible “Autopista”, llegó el momento más emotivo de la noche
con la balada “Complaciente o cruel” y los músicos sentados en un sillón en medio del
escenario, mientras Fortu nos explicaba que en los 80 la heroína era el covid de esa
época y que se llevó a muchos chavales por delante. Contaron con la colaboración de
Ismael Filthó (José Andrea y Uróboros, Silver Fist) a los teclados.
Fortu estaba sintiéndose muy a gusto en el escenario y tras comerle la boca a Paco, se
lanzaron con otra de las imprescindibles como “Juego sucio”, para después afrontar la
intensa y coreable “No me lo digas más”, de su último magnífico trabajo ‘Con un par!!’.
Tiempo después para la festiva “Esta ronda la paga Obús”, cuyo videoclip se grabó en la
desaparecida sala Excalibur y que contó con la colaboración del actor Javier Bardem y
el campeón de boxeo Javier Castillejo en su grabación.

Para la alargada “Mentiroso”, de su disco ‘Dejarse la piel’, contaron con la participación
de la batucada de la escuela Bloco Manglar de Parla, que llenaron el escenario con sus
miembros percutiendo los tambores con ritmos repetitivos y acelerados. Para mi es una
parte prescindible, que le da color al show y que sirve para que los músicos tomen un
poco de aire, pero que te desconecta un poco de la actuación.
Nos encaramábamos ya hacia la parte final y más explosiva del concierto, en la que se
iban a poner sobre las tablas sus grandes clásicos por antonomasia, como “Sólo lo hago
en mi moto” o “Dinero, dinero”, contando para ambas con su anterior bajista y
productor, Fernando Montesinos.

Vendría después la reconocible intro que nos llevaba a su tema más famoso “Va a
estallar el obús” y que sirvió para que Fortu presentara a todos los músicos, dejando
tiempo para el lucimiento de cada uno de ellos con breves solos, incluido el momento
de percusión de Carlos con sus baquetas sobre una banqueta, mientras que Fortu nos
mostraba que sigue en forma haciendo el pino sobre uno de los pipas y sentándose
después en la batería.
“Sangre de rock n roll” y “Whisky con hielo”, dos temas hechos para el directo y que
fueron muy aclamados, eran el mensaje que Obús nos dejaba para decirnos que no
vivían de las rentas y que seguían muy enchufados. Después Fortu quiso agradecer a
todas las personas que trabajan con la banda, haciéndolas subir al escenario, desde el
manager David Sanz, los pipas, el responsable de la web, Sara de prensa, Johnny de
merchandising, Goyo el técnico de sonido y su familia al completo, con su mujer Yoli,
su hija Ariadna, su nieta Nirvana y su madre “La Mari”, que alzó el brazo mostrando los
cuernos con un gran desparpajo y que se ha hecho muy popular en las redes sociales.
Después de brindar con cava, pusieron el broche final con “Vamos muy bien”,
sumándose Montesinos a las voces, con toda la sala coreando su famoso estribillo y
emplazándonos al 50 aniversario.

Destacando en primer lugar todos los aspectos positivos del concierto, como el público
entregado y deseoso de asistir a un evento tras meses de restricciones, el estado vocal
que mantiene Fortu y la buena sintonía con Paco, Carlos y Luisma, las nuevas
composiciones que encajan muy bien con los clásicos y la duración del concierto, que se
fue hasta las dos horas y cuarto, con algunas paradas para diferentes reivindicaciones o
agradecimientos, sí quisiera reseñar lo que no me gustó tanto. En este apartado entraría
que la sala no se llenó como nos hubiera gustado a todos (no sé si es debido a que hay
gente que todavía no se atreve a ir a actos multitudinarios, a que su público tiene una
cierta edad o a que hubo gente que no se enteró directamente), la falta de ornamentación
o montaje especial para la ocasión (el del 30 aniversario en esta misma sala fue bastante
más llamativo y lucido), la ausencia de músicos que han pasado por la formación y que
han sido parte de la historia de la banda (sólo Fernando cubrió esta cuota) y quizás
como guinda final la inclusión de algún tema más raro o nunca tocado en directo.
Eso sí, en el 50 aniversario volveremos a encontrarnos.

Set List:
Necesito más
Viviré
Sin dirección
Cualquier noche sale el sol
El que más
Mi amigo el diablo
Cállate
Pesadilla nuclear
Te visitará la muerte
Que te jodan
Autopista
Complaciente o cruel
Juego sucio
No me lo digas más
Esta ronda la paga Obús
Mentiroso
Sólo lo hago en mi moto
Dinero, dinero 
Va a estallar el obús
Sangre de rock n roll
Whiskey con hielo
Vamos muy bien

 

Redacción: JOSÉ LUIS MARTÍN

Fotografías: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE

 

Miguel Ángel PrÍncipe

ENCARGADO DE CONTENIDOS, FOTÓGRAFO Y REDACTOR Mixólogo vocacional y aprendiz de guitarra. Barista, cortador de jamón aficionado, catador de jamón profesional, maestro tirador de cerveza y aunque amante de las artesanas tengo grupo sanguíneo Mahou+. Enamorado de la fotografía con dedicación casi full time mientras escucho Heavy Metal de antes, de ahora y del que está por llegar. Voy por la vida sin prejuicios y siempre que puedo con un gin-tonic en la mano para tomar las mejores decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: