Crónica y fotos del concierto de COZ presentando su nuevo disco de nombre Suite Carmesí (10-04-2022 Sala Galileo Galilei, Madrid)

Casi cincuenta años no son nada y más si los llevas con la elegancia tanto personal como musical que irradia la mítica formación COZ, una banda pionera nacida allá por el año 1974 de la mano de Juan Márquez (cantante y bajista) la cual ya forma parte con mayúsculas de la Historia Del Rock en nuestro país y que se movió con soltura en un inicialmente llamado Power Pop, estilo que luego adoptó un nombre más justo y definitivo como Rock Duro rindiendo así pleitesía a un grupo que puso la banda sonora a nuestra más rebelde y apasionada juventud en una época razonablemente intensa, un momento que ellos supieron reflejar como nadie gracias a temas ingenuamente gamberros, vacilones, con sabor a barrio y con cierta denuncia social que llevaba el pacifismo por bandera.

Mucho ha llovido desde que aquellos legendarios COZ presentaran su primer álbum Más Sexy hace la friolera de treinta y ocho años, mostrándonos ahora en pleno año 2022 que su vitalidad y sus cimientos son tan sólidos como sus composiciones, hecho que la formación ha dejado patente con la publicación hace tan sólo unos días de un nuevo trabajo titulado Suite Carmesí, álbum de diez temas que ha contado con importantes colaboraciones de otros músicos y el cual se ha querido presentar oficialmente en sociedad a través de un directo celebrado el pasado 10 de abril en la madrileña Sala Galileo Galilei, un extraordinario punto de partida en la gira presentación de este álbum donde tuvieron como invitados a varios de los artistas que en el mismo aparecen.

Luis Garcés (Batería), Juan Márquez (Bajo y Voz), Dani Moreno (Guitarra), Snoopy Redondo (Teclados) y Miguel Ángel López Escámez (Guitarra), llenaron la mencionada sala de un extraordinario número de fans, amigos, familiares y diferentes medios especializados que no quisimos perdernos una noche que ha quedado para la historia y que nos dejó un Set List de dieciocho temas con muchas sorpresas sobre las tablas y sobre todo esa sensación de calma tras la adrenalina de haber sentido lo vivido.

Con los cinco jinetes sobre el escenario de la Sala Galileo Galilei y bajo un haz de luz que aportó tintes de teatro a un espectáculo aderezado por focos fijos que mantuvieron clavadas sus miradas durante todo el concierto sobre los protagonistas, comenzó sin muchos preámbulos el directo que ya desde el principio contó con un expectante público fielmente sentado en sus butacas que aplaudió a rabiar la aparición de los músicos sobre el escenario para comenzar a descargar, recuperando de entrada el viejo clásico de 1986 “Abran Fuego, Hagan Juego” que se impuso como un claro alegato en contra de la guerra, incluida en el disco Legítima Defensa y tras la cual Juan Márquez empezó por el jovencísimo y virtuoso guitarrista Dani Moreno la tanda de presentaciones, perfilando a continuación la segunda de la noche “Juega Para Ganar” que arrancó con un impactante comienzo por parte del baterista Luis Garcés, un baquetero de raza que se empleó a fondo ya desde el inicio marcando una base rítmica contundente y sólida que mezcló perfectamente con una elegancia innata tras unos tambores que han saboreado sus manos en otras grandes formaciones como VIGA, hecho mencionado por Juan cuando le presentó tras este segundo tema de cariz también ochentero y que fue aprovechado por Luis Garcés para saludar en pie al respetable portando sus armas más poderosas en las manos, los pulidos palos con los que descargó toda su artillería sin piedad demostrando que sus tambores, lejos de conformarse con la imprescindible labor de establecer la base rítmica sirviendo como guía para las canciones, buscan ese brillo y nitidez que dan luz a las composiciones utilizando para ello este talentoso “batera” una técnica medida no reñida con cierta calidez que dejó durante toda la noche una personal impronta sobre las tablas, redondeando así a la perfección los perfiles del resto de sus compañeros y en completo empaste con la percusión del bajo de Márquez, un binomio que quedó complementado por el delicado aporte de los teclados a cargo de “Snoopy”.

Tras esta recuperación de los tiempos mozos que hizo la banda, “Alas De Cera” nos sumergió en el disco homenajeado Suite Carmesí para escuchar un tema que constituye el segundo corte del trabajo y que en el álbum cuenta con la colaboración tanto de José Luis Jiménez como de Lele Laina (TOPO), ambos no presentes en el concierto pero sí mencionados por Juan Márquez que agradeció esta colaboración así como la de José Carlos Molina en otra de las composiciones incluidas en el redondo. Tras un marcado comienzo a cargo de Miguel Ángel regalando riffs estratosféricos acompañado en melodías por su compañero Dani e intercalando ambos punteos, pudimos disfrutar de esta nueva composición pegadiza, coreable, recordable y sobre todo de corte acariciador con una modulada y experimentada voz a cargo de Márquez que con nervio, desgranó una letra aleccionadora bajo un ritmo bailable adornado por unos dulces coros protagonizados por Redondo, haciendo todos ellos con su buen hacer que el respetable pusiera las manos en alto para acompañar este tema de extraordinarios y suaves cambios de ritmo inmersos en una sempiterna interpretación musical, una marca de la casa que predominó durante todo el show y que también se aprecia en el álbum donde no se ha escatimado en una instrumentalidad técnicamente dominada por los dos guitarristas, quienes han elevado las melodías del mismo al séptimo cielo consiguiendo mostrarse como un tándem perfecto de manos rápidas, ágiles y sobre todo amables sobre sus cuerdas e intercambiándose sin piedad solos, punteos, riffs y bases de ritmo ensoñadoras que sonaron en el concierto con la misma calidad que tienen en el disco, una listón en ocasiones muy difícil de alcanzar y que ellos no sólo superaron, sino que lo convirtieron en hazaña durante toda su abséntica actuación. 

“Bate De Béisbol” llegó tras un nuevo speech de Juan, quien estableció desde el primer momento un caluroso feedback con el público interactuando entre tema y tema para hacer mención tanto a los mismos como a los que le acompañaban protagonizándolos, sumergiéndonos nuevamente en el recuerdo con esta canción de conflictiva narrativa social que comenzó con golpes de bombo cargados de la potencia requerida por el mensaje y que abrió las puertas tanto a la nostalgia como a los invitados que se fuesen apoderando de la tarima para agrado de todos los allí presentes, un entregado público donde además de fans se encontraban también amigos y familiares de los protagonistas como en el caso de Luis Garcés, ya que supimos que tanto su madre como su hermana, hija e hijo estuvieron allí presentes acudiendo entusiasmados para apoyarle a él y al resto de sus compañeros en un día tan importante para esta querida banda, al igual que también contó COZ con el cariño y asistencia de las dos hermanas, el hermano y un hijo de Juan Márquez, el hermano de “Snoopy” y el padre de Dani, presencias imprescindibles que sirvieron para arropar a este gran grupo el cual, llegado este momento de la noche, invitó en primer lugar en las tablas al inmenso vocalista Isaac Palón para la no menos inmensa “Más Sexy”, vocalista al que siguió el indestructible Miguel Oñate en la gamberra “Anda Suelto Satanás” que dio paso a “Electricidad” con el imparable Juan Olmos sobre la escena a quien en “África”, se unió el carismático y rockero Carlos Pina que también se quedó para protagonizar la encantadora “Versos Ocultos”, incluidas estas tres últimas en Suite Carmesí y dejando paso al brutal e irresistiblemente volcado con su actuación Raúl Abad gracias a “De Mal En Peor”.

La vuelta al disco recién horneado la protagonizó Eduardo Pinilla con la interpretación de “No, No Dejo”, quedándose también sobre la tarima parar recuperar el homenaje a John Lennon con “Imagínate Porqué” donde dejó al público literalmente con la boca abierta tras un sentido, prolongado, mimado y vibrante solo en el que demostró una vez más su maestría y ese don que le llevó a recorrer el mástil con los ojos cerrados mientras acariciaba pletóricamente sus seis cuerdas, contando para esta genialidad con Dani y Miguel Ángel quienes, situados ambos uno a su diestra y otro a sus siniestra, establecieron una química de otro mundo en una imagen imposible de olvidar con estos tres virtuosos ocupando la primera línea del escenario y sacando oro de sus guitarras en forma de notas, un auténtico trío de ases que por unos instantes se adueñó no sólo de la escena, sino también de la sala desplegando arte antes de que la sensual de voz poderosa y angelical Bárbara Black interpretase la tal vez más original del álbum por lo diferente al resto de nombre “Carmesí”, una canción con melodía embriagadora que fue la penúltima en cerrar este elenco de músicos antes del himno “Las Chicas Son Guerreras”, tema cantado al completo por la gente junto a Bárbara y para el que también se subió al escenario la excepcional y talentosa saxofonista Ana Sánchez, marcándose ambas junto al resto de la formación un final apoteósico para este desfile de grandes,

“Route 66” de Van Morrison se presentó ya casi en la recta final como la única versión de la noche y con ella la fiesta del directo se instaló sobre el escenario, ya que los cinco músicos se entrelazaron de tal manera que coreografiaron magníficamente el espectáculo haciéndose cómplices unos de otros al acercarse Dani a Miguel Ángel, éste a Redondo o volverse Juan hacia Luis para todos juntos no dejar de emitir notas de un sonido rotundo, muy trabajadas y sobre todo perfectamente ejecutadas en actitud y aptitud por parte de un conjunto que dio sin duda lo mejor de sí, actuando en un auténtico estado de gracia sin permitir individualismos pues tanto ambas seis cuerdas como las más duras del bajo, los coherentes teclados, la pegada segura del percusionista y la respetuosa a la vez que acogedora voz de Márquez, remataron al unísono la que será sin duda una de las grandes noches de COZ que finalizaron con “Nadie Me Ve” de su nuevo trabajo, la cual respiró como un medio tiempo dedicado al amor junto a las ya más trabajadas “Te Persigue Un Cowboy“Adiós Delgadita” que, como buenas hermanas mayores de las que forman parte del nuevo Suite Carmesí, las acompañarán seguro en los directos salpicando de melancolía el futuro ilusionante que para ellos se abre gracias a este excelente nuevo trabajo discográfico que superó todas las expectativas en vivo.

Set List“Abran Fuego, Hagan Juego”, “Juega Para Ganar”, “Alas De Cera”“Bate De Béisbol”, “Más Sexy”, “Anda Suelto Satanás”, “Electricidad”, “África”, “Versos Ocultos”, “De Mal En Peor”, “No, No Dejo”, “Imagínate Porqué”, “Carmesí”, “Las Chicas Son Guerreras”, “Route 66” (Van Morrison),“Nadie Me Ve”, “Te Persigue Un Cowboy“Adiós Delgadita”.

 

Crónica: MONTSERRAT CALVO

Fotografías: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE

 

Montserrat Calvo

Montserrat Calvo REDACTORA JEFE Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas. Banda: Mötley Crüe Álbum: Theatre Of Pain (1985) Canción: "Home Sweet Home" de MÖTLEY CRÜE Festival: Vendería mi alma al diablo por ir a un “Monsters Of Rock Cruise” FACEBOOK:https://www.facebook.com/montserrat.calvoarroyo INSTRAGRAM: @montserrat_rock69 montserratcalvo@reinodesuenos.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: