Crónica, fotografías y vídeo del concierto de PÖLISONG y THE QUIREBOYS (10-12-2022 Sala Copérnico, Madrid)

Queríamos Rock y tuvimos mucho Rock el pasado sábado 09 de diciembre, de la mano de Kivents, en la madrileña Sala Copérnico y gracias a un perfecto binomio nacional e internacional del que ya podemos confirmar un hermanamiento musical tras haber realizado tres giras en plena armonía rockanrolera abanderada por los gallegos PÖLISONG y por los británicos THE QUIREBOYS, dos grandes formaciones que han recorrido gran parte de la geografía nacional regalando Hard Rock sin contemplaciones en un Spanish Tour muy de moda en los últimos tiempos y en este caso marcado por dos hechos que constituyeron un plus para los numerosos aficionados que abarrotaron la sala, pues los de Londres llegaron por primera vez sin su mítico vocalista Spike, cuyo puesto ha sido ocupado por Guy Griffin y con la carismática figura de Chip Z’Nuff al bajo, quien recientemente también hizo parada por la capital liderando su banda ENUFF Z’NUFF.

Chip Z’Nuff THE QUIREBOYS

La expectación se notaba en el ambiente y los seguidores de ambas bandas empezaron a ocupar las primeras filas de la pista pegándose literalmente al escenario, algo que siempre es de agradecer por parte de los grupos que sienten esa cercanía de un público que gozó no sólo de la excelencia y entrega musical, sino de una sala preparada para la ocasión que no escatimó en luces y sonido para dar ambiente a lo que sucedió durante casi tres horas sobre el escenario, un elemento más que no siempre acompaña y que en este caso fue un aliado para los artistas pues la atmósfera que desde el principio se creó, propició sin duda la comodidad que pudimos ver sobre las tablas tanto de los PÖLISONG como de los THE QUIREBOYS.

PÖLISONG

Los de El Ferrol, cuya militancia en el Rock And Roll se remonta al 2011 contando actualmente con tres discos a sus espaldas (Strength And Soul como EP del 2014 junto con los LP’S High y Soul Revolution del 2015 y del 2019 respectivamente) y a punto de editar un tercero que como novedad será en castellano, abrieron con acierto el evento plasmando sobre la tarima toda una declaración de intenciones en su ánimo de fortalecer y dar frescura al Rock, aportando al estilo afiladas guitarras, voz amablemente poderosa, melodías intensas y tambores de guerra en las manos de un baterista que marcó con contundencia esa línea setentera remozada en la cual la banda se mueve a la perfección en poderosa miscelánea entre un pasado cercano a LED ZEPPELIN y un presente marcado por MONSTER TRUCK, defendiendo un Set List que contó tanto con temas antiguos como con nuevas composiciones lideradas por su frontman, un vocalista muy activo sobre las tablas a pesar de tener que ejercer también interesantes funciones a las seis cuerdas.

PÖLISONG

El cuarteto, formado por Otto Mackinlay a la voz y a la guitarra, Juan Vázquez al bajo, Alberto Regueiro a la batería y Diego Díaz a la guitarra, gestionó con garra y entrega, tras un saludo inicial de Otto en el que agradecieron a THE QUIREBOYS la gira señalando que iban a descargar potencia por ser la última noche juntos, temas como “General Niebla” para empezar a introducirnos en su próximo trabajo con esta canción donde las guitarras se movieron como un poliedro, mostrándonos la cara tanto rítmica como más centrada en riffs para poder apreciar en ambas ciertos tintes más moderados en relación con el cambio musical que el combo practica en las composiciones interpretadas en la lengua de Shakespeare, haciendo así gala de una impresionante versatilidad y manteniendo el mismo dominio en la melodía para otras gestionadas en castellano como “En El Filo” y “Corre O Camina”, tema este último con aportaciones sureñas que caló entre el público y sorprendió gratamente al respetable que agradeció la diversidad rítmica de la banda con aplausos de aceptación hacia estas nuevas composiciones, las cuales dejaron patente el buen dominio instrumental de PÖLISONG.

PÖLISONG

 “Knight Of The Sun”, “Electric Girl” o “Stand Up” rompieron la férrea puesta en escena de la banda al empezar la guitarra solista de Díaz no sólo a disparar pegadizos ritmos arropados por las bases de bajo y batería en las manos de Juan y Alberto, sino que su incendiaria actividad sobre el escenario contagió a Mackinlay quien apuntando su mástil hacia el cielo se deshizo junto a sus compañeros en ritmos frenéticos, bailables y fácilmente recordables que levantaron las manos de la gente ovacionando otras que tuvieron como nota discordante de nuevo a Diego, el cual no dejó de moverse sobre la escena especialmente encendido en “Save Me” de su trabajo High, “Shake It”, “Way Of Love” o “Thunderbolt”, gestionada ésta con seducción y que mostró el lado más rebelde y gamberro del cuarteto, unos músicos que dieron show y supieron arrastrar con solos imparables envueltos en melodía a una sala que apreció el talento, la calidad y los speechs de complicidad con los que Otto calentó a unos espectadores más que entregados.

PÖLISONG

Con palmas en alto y una cañera por no decir loca demostración de acordes que pareció no tener fin con el vocalista animando a la gente y literalmente de rodillas gestionando ritmos, se marcaron su “We Are Free Playing Rock And Roll” como otra de las grandes piezas de la noche con derroche de arpegios brillantes y nítidos que supieron enganchar con la gente en un ambiente de fiesta donde no faltaron otras marca de la casa como en el que cumplieron su palabra, pues regalaron al público un espectáculo marcado por la definición musical que mostró a una banda consolidada que debe tener tanto voz como voto en el panorama del Hard patrio y que se metió literalmente a la capital en el bolsillo demostrando contundencia, calidad e intensidad en su actuación.

THE QUIREBOYS

THE QUIREBOYS no tardó mucho en coger el relevo para llevarse a su terreno al numerosísimo público deseoso de más y con cierta curiosidad por ver a la renovada formación, sin duda todo un reto para Griffin que contó con el apoyo de sus compañeros y lejos de defraudar, dejó claro en lo que fue todo un golpe de mano sobre la mesa que ha llegado para quedarse y que puede aguantar el alargado peso de la sombre de Spike.

THE QUIREBOYS

Con el indudable peso de la Historia Musical a sus espaldas y una actitud arrolladora desde el comienzo en la que todos ellos se involucraron, ocuparon la tarima presagiándose la potente actuación que fue pues la actitud interpretativa con mezcla de elegancia, calidez, registro vocal cavernoso y cierto aire de melancolía envolvió la figura de Guy, quien se creció ante una responsabilidad difuminada en el ambiente nada más comenzar un espectáculo en el que cada uno de ellos mantuvo a la perfección su papel, cogiendo un color especial el show con el glamour que desprendió la figura del carismático bajista Chip Z’Nuff que estuvo muy cercano al público durante toda la actuación sustituyendo al oficial Nick Mailing.

THE QUIREBOYS

Aunque el grupo acaba de editar disco bajo el título de The Band Rolls On … con destacadas colaboraciones como las de Joe Elliott (DEF LEPPARD), Ryan Roxie (ALICE COOPER) o Scotti Hill (SKID ROW), pudimos disfrutar de un amplio y logrado repertorio en el que los mágicos teclados de un correcto y discreto sobre el escenario Keith Weir tuvieron mucho protagonismo, una pieza clave en la mayor parte de los temas de la banda como quedó patente en “Misled”, “Long Time Coming” o “Roses And Rings” que hicieron vibrar a la gente totalmente transportada por el encanto de tintes caballerescos que envuelve la música de estos míticos cuyo arte ha ganado en cualidades con el tiempo, sentando las bases las notas de sus canciones de un Rock Clásico que el vocalista gestionó con honor y destreza mientras su certera mano adornó con melodía cada una de las canciones muy arropado por las seis cuerdas solistas de Paul Guerin, quien disparó arpegios y riffs a partes iguales muy centrado en la parte central de su mástil y tirando de slide para deslizarse por el mismo en una gestión de sonidos evocadores que parecieron alargar los temas con ayuda de las teclas de Weir.

THE QUIREBOYS

El redondo A Bit Of What You Fancy fue también recordado en “There She Goes Again” o “Whippin’ Boy”, canciones en las que la figura de Chip marcó cadencia gracias a sus slpas característicos que ejecutaron una base rítmica muy nítida y clara mezclada con un mayor atrevimiento sobre las tablas, pues tal vez la liberación de ser voz principal le hizo interactuar más con la gente situándose incluso en ocasiones y en las partes instrumentales de los temas en el centro de la tarima mientras Guy, se encaraba con el batería para rematar notas y dejar libertad de movimiento tanto a Chip como a Paul para que establecieran feedback con un público que coreó la mayor parte de las canciones haciéndolas suyas y demostrando el fervor hacia el grupo, pues incluso entre tema y tema muchos seguidores situados en las primeras filas hicieron sugerencias a los músicos para que atendiesen peticiones, algo que divirtió mucho a los artistas quienes antes de comenzar con algunas interpretaciones dieron pistas a la gente para que adivinase la siguiente del repertorio.

THE QUIREBOYS
THE QUIREBOYS

Divirtiéndose sin pudor y en un ambiente escénico totalmente festivo, las guitarras se afilaban una frente a la otra derrochando notas en “Twisted Love” y baquetazos de un Pip Mailing muy contundente golpeando el cuero en ésta que sonaba por primera vez en nuestro país, buscando así dejar la impronta de sus golpes en nuestros oídos para siempre y compartiendo sobre la tarima un visual puesto lateral que permitió apreciar mejor sus trallazos al no estar oculto detrás del vocalista como suele ser habitual, pudiéndose también escuchar como exclusiva el recién editado sencillo “Lie To Me” que reafirmó la tradicional línea del quinteto sin grandes modificaciones en la composición y manteniendo la premisa de “si algo funciona mejor no cambiarlo”, una premisa en la que además se mueven sin fisuras en el ruedo y que ha asumido a la perfección Z’Nuff a pesar de su temporalidad con THE QUIREBOYS.

THE QUIREBOYS

“Hello” y “Mona Lisa Smiled”, presentada ésta por Griffin como una de sus preferidas al igual que “Stubborn Kinda Heart”, fueron también entonadas por el cantante con comodidad y sentimiento apoyado en coros por bajo y guitarra que dieron brillo a las líricas y se mostraron imprescindibles complementos de Guy incluso en baladas como “I Don´t Love You Anymore”, tema donde el vocalista mostró su garganta más acariciadora también manifiesta en la siempre emotiva “I Don’t Love You Anymore” con la cual nos acercaron ya a un final anunciado en su mítica “7 O’ Clock” mientras las vocaciones del público no cesaban ni siquiera durante la gestión de los temas, ya que además de seguir las instrucciones que los propios músicos marcaban pidiendo manos en alto, por iniciativa propia se coreó el nombre de la banda por parte de la gente y se propiciaron aplausos entre las interpretaciones antes de la aclamación final con Sex Party”, la cual nos regaló una exquisita parte instrumental cerrando una velada que sin duda ha reconciliado a la banda consigo misma dando fe de que la leyenda sigue viva.

THE QUIREBOYS

 

Crónica: MONTSERRAT CALVO

Fotografías y vídeo: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE 

Montserrat Calvo

Montserrat Calvo REDACTORA JEFE Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas. Banda: Mötley Crüe Álbum: Theatre Of Pain (1985) Canción: "Home Sweet Home" de MÖTLEY CRÜE Festival: Vendería mi alma al diablo por ir a un “Monsters Of Rock Cruise” FACEBOOK:https://www.facebook.com/montserrat.calvoarroyo INSTRAGRAM: @montserrat_rock69 montserratcalvo@reinodesuenos.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: