Crónica y fotos del concierto de PANZER e INVADERS (22-10-2021 Sala Caracol, Madrid)

La marca Universo Rock sigue adelante en la vanguardia de los conciertos y en esta ocasión pudimos disfrutar de su mano y prácticamente en el corazón de la capital de un directo largo tiempo esperado el cual, por las circunstancias sanitarias sobradamente conocidas, ha sido pospuesto hasta que el momento ha resultado propicio para su celebración y para que una de las bandas más carismáticas y representativas de nuestro Rock nacional aterrizase en el ruedo rindiendo un más que merecido homenaje a sus cuarenta años sobre los escenarios, una celebración que PANZER llevó a cabo por todo lo alto el pasado viernes 22 con un aforo completo, ante un público entregado y con unos teloneros de lujo cuya solidez, a pesar de su juventud, ya nadie pone en duda; nos referimos a la banda INVADERS.

Desde la apertura de la sala a las 20:30 horas, pudimos ver la gran cantidad de público que se concentraba en los alrededores de la Caracol y sentir ese calor y ese sentimiento rockero que impregnaba el ambiente al más puro estilo ochentero, como si cuarenta años no fueran nada y con gente de diferentes generaciones dispuesta a disfrutar de una descarga por parte de PANZER de los temas más emblemáticos de su carrera musical, la cual recorrieron repasando canciones de discos tan punteros como Al Pie Del Cañón, Toca Madera, Caballeros de Sangre o Sábado Negro, redondos todos ellos que el cuarteto, liderado a la voz por Carlos Pina y con Fernando Díaz-Valdés al bajo, Miguel Ángel LópezCachorro” a la guitarra y Rafael Ramos a la batería, machacó con la misma contundencia con la que atronaron nuestros oídos en su día, sin que hayan perdido ni un ápice de esa garra con la que el grupo hizo de ellos auténticos iconos por no decir himnos del Metal que ya forman parte de la Historia Del Rock patrio.

La noche comenzó con alto voltaje tras la aparición sobre las tablas del quinteto madrileño INVADERS, una formación compuesta por Sergio García al bajo, Adrián García a la guitarra, Sergio Chamoso a la voz, Carlos Sánchez a la guitarra y Adrián Rica a la batería, quienes están poniendo en el mapa del Heavy Metal su localidad natal Alcorcón llevando cada vez más a todos los rincones de Madrid y también fuera de la capital su personal estilo musical centrado en elaboradas composiciones propias con marcadas y elegantes influencias del movimiento conocido como La Nueva Ola De Heavy Metal Británico, ola surgida a finales de la década de los setenta en clara referencia a grupos como SAXONIRON MAIDEN o DEF LEPPARD de los que el quinteto ha bebido, personalizando por otro lado esta dorada corriente y llevándola a su terreno acompañándola además con una estética de la que en su día pudimos presumir gran parte de los allí presentes basada en cuero, “tachuelas”, “mallas” y muñequeras muy del estilo con el que en su día los propios PANZER se y nos identificaron, manteniendo así esta jovencísima formación una llama inagotable y cogiendo un relevo generacional imprescindible para que nuestro “rollo” siga vivo, algo que esa noche consiguieron sobradamente a través de un Set List de seis temas que interpretaron durante aproximadamente cuarenta y cinco minutos íntegramente en inglés a excepción de una de sus canciones icónicas, “Hijos Del Metal”, cuyo apoteósico final hizo estallar al respetable en más que merecidos aplausos tras corearla prácticamente al completo junto al grupo.

“Livin’ In The End” fue la encargada de abrir el show bajo unos focos de justicia, entre aplausos, con repique imparable de batería a cargo de Rica y todos los miembros sobre el escenario excepto Chamoso, el cual hizo su aparición magistral tras unos insuperables segundos de comienzo instrumental que Adrián García aprovechó para apuntar con su mástil al público invocando esas manos en alto que respondieron a su llamamiento y acogieron al cantante, el cual comenzó enérgicamente a desgranar un tema rápido, de estribillo pegadizo, con opciones de headbanging aprovechadas tanto por el frontman como por Carlos Sánchez y de ejecución perfecta y pensada que marca esa línea tradicional que mueve a la banda, quien en esta canción apuesta por mantener base rítmica sin excesivos cambios de tiempo muy del gusto del personal que siguió la narración ya muy caldeado desde el principio y acogiendo con la misma intensidad, tras sucesión de riffs finales por parte de los dos seis cuerdas, un “Endless Wait” que supone el último e intenso single de la formación, tema que comenzó tras el grito de bienvenida por parte de Sergio Chamoso con el bajista y el vocalista subidos en sendas tarimas colocadas estratégicamente en el frontal de la escena y desde las que jalearon al público con los certeros slaps sobre las cuatro cuerdas del primero junto a la modulada y generosa voz del segundo, la cual derrochó potencia y vigor de principio a fin junto con una rapidez de muñeca cercana a la velocidad del sonido protagonizada por los guitarristas, quienes se compenetraron a la perfección para combinar ritmo y punteos dando agilidad a un tema que sonó endiabladamente redondo bajo una iluminación y un sonido que respondieron en todo momento a las potentes necesidades que las canciones requerían.

“Redhead Lady” y “Late To Return” cogieron dignamente el relevo no sin antes un excepcional punteo de Adrián García para abrir de nuevo boca, mostrando algo que últimamente se echa de menos y que son esos solos tanto de guitarra como de batería que en los conciertos más ochenteros y noventeros nunca faltaban, elementos que INVADERS practica en ambos casos con gusto y naturalidad denotando solidez y madurez sin titubeos para demostrar una evolución escénica muy a tener en cuenta, ya que la actitud de los cinco a la hora de ocupar las tablas es cada vez más categórica y delata un gran empaque como banda al mismo nivel que el empaste con el que ejecutan sus temas, dejando claras tanto sus horas de ensayo como su apuesta por las canciones que componen con impronta de base rítmica trabajada y liderazgo en la percusión de la batería muy cómplice junto al bajo, aportando ambas esa dinámica rítmica imprescindible que sirve para que las guitarras puedan dedicarse a lo suyo y explayarse en exquisitos a la vez que certeros toques no exentos de virtuosismo con los que la banda hizo tan suyo el directo al presentarse cercana entre sus miembros, juntándose la espalda del cantante con la de Adrián García y baqueteando el primero mientras miraba a Rica como si quisiera acompañarle en sus brutales golpes al tiempo que los guitarristas enfrentaban sus mástiles en sana competición para girarse juntos y apuntar a los allí presentes, quienes pudieron sin tregua disfrutar del “Ghost Religion”, tema que comenzó con Sergio Chamoso subido de nuevo a la tarima y con el cual se empezó a marcar el final de la actuación que terminó de forma apoteósica con el ya mencionado “Hijos Del Metal”, canción que viene siendo habitual en los fines de fiesta de la formación y que invoca sin duda esa unión que ellos mismos fomentan en sus conciertos, convirtiendo todas las manos y todas las cabezas en una al ensalzar con la letra una solidaridad y un origen común de todos nosotros que nos mantiene fieles al Rock y sin duda nos mantendrá fieles a formaciones tan completas como INVADERS, la cual abandonó el escenario bajo una lluvia de aplausos a la que respondieron con un interminable festival de instrumentos. 

Set List INVADERS: “Livin’ In The End”, “Endless Wait”, “Redhead Lady”, “Late To Return”, “Ghost Religion” e “Hijos Del Metal”.

Sin mucha demora con los anteriores, de nuevo el escenario se puso en marcha esta vez para recibir a PANZER, la legendaria formación de Heavy Metal que vio la luz en Madrid allá por el año 1981 y cuyas canciones se mantienen más vivas que nunca, algo que quedó patente en este espectáculo audiovisual aniversario de los cuarenta años de la banda, un evento el cual, en palabras del propio Carlos Pina, nos convierte a todos en cuarentones puesto que todos hemos sido partícipes de los éxitos del grupo y allí estábamos juntos para celebrarlo. 

Con efectos especiales en cuanto al lanzamiento de confetti se refiere, junto con el siempre deslumbrante y vistoso “fuego frío” a cargo todo ello del profesional y ya clásico en cada vez más directos Jesús Hernández PérezChule“, se desarrolló un show que a modo de recuerdo contó con un gran cartel de la Abuela Ángeles, una “joven” rockera a la que PANZER conoció cuando contaba ella con la friolera de ochenta y dos años, entró un día en el camerino de la banda, según contó en el escenario el propio Pina y les dijo literalmente “chavales, tenéis que triunfar”, consejo que sin duda siguieron y hecho que les llevó esa noche a tenerla presente como muestra de cariño mientras daban un paseo durante casi hora y media por un Set List de catorce temas con el que reventaron la sala. 

Tras la presentación de la banda llevada a cabo por el incombustible Harry, comenzaron los primeros aplausos al mismo tiempo que los primeros acordes del “Toca Madera”, tema con el que se empezó a desatar la locura en el foso donde las manos con los cuernos muy en alto sobresalían apuntando directamente hacia el escenario, unos cuernos muy vitoreados por Carlos quien en varias ocasiones y uniendo estos con el nombre de la sala en un divertido guiño, animó a ponerlos en alto al grito de “caracol saca tus cuernos al sol” mientras él mismo los levantaba en señal de complicidad con un público que ya gritaba el imparable “eh, eh, eh” para dar impulso al carismático frontman, el cual apareció con atuendo de cuero y gorra repleta de chapas icónicas del Heavy Metal al que PANZER representaba en esos momentos sobre las tablas con una guitarra de excepción en manos exclusivamente de Miguel Ángel López, quien se deshizo en punteos para deleite de los allí presentes insaciables de riffs y complacidos por este virtuoso de las seis cuerdas, grande entre los grandes de nuestro país que dio paso, tras el primer despliegue de confetti, al emblemático “Panzer” acompañado por unos focos a juego con el sonido que fueron recorriendo con variedad de colores la figura de los músicos y se posaron durante unos preciosos segundos sobre las enérgicas baquetas con las que Rafael Ramos batió su propio record de pegada.

Los aplausos dieron paso a “Número Negro”, tema integrado en el disco Toca Madera que acabó con un matiz rememorando al inmortal “Paranoid” de BLACK SABBATH, toda una sorpresa con la que nadie contaba y que dejó nuevamente de manifiesto la inigualable puesta en forma de la banda, quien continuó la “tralla” con otra imprescindible del mismo álbum al arrancarse con “Dios Del Rock” y Carlos subido a la tarima con las manos abiertas dando el pie para introducir en tono suave, sin música y a capella el famoso comienzo “en el octavo día Dios hizo el Rock” antes de que arrancaran los primeros acordes de este tema también incluido en el mencionado disco, un tema de los más exitosos del grupo plagado en su letra de frases cargadas de fuerza y fiereza con estribillo arrollador y con el cual acabó el cantante subido a la tarima de la misma forma que había empezado, cantando de nuevo a capella con el respetable para finalizarlo con agradecimientos en uno de los muchos speech que entre canción y canción se marcó el vocalista y al que en este caso puso fin el “Cachorro” al comenzar arpegiando los primeros acordes del elegante “Caballeros De Sangre”, cuyo punteo literalmente clavó recorriendo de arriba abajo y viceversa un mástil que no paró de darnos alegrías durante toda la noche demostrando la variedad de matices con los que ya contaban en época las composiciones de PANZER y cuya temática es toda una declaración de intenciones.

La emoción, el buen “rollo”, los recuerdos de lo vivido hace años, el reencuentro con un glorioso tiempo pasado y la calidad que la añorada banda desplegó sobre el escenario, convirtieron la noche en una inexplicable mezcla de sensaciones fomentadas por clásicos como “Perro Viejo”, la cual finalizó con un poderoso solo de batería que ayudó a marcar la pauta para que el estribillo fuese coreado hasta la extenuación a ritmo de charles por todos los allí presentes, algo que ocurrió antes de alcanzarse uno de los momentos álgidos de la noche con la interpretación de “Junto A Ti”, la cual Carlos Pina dedicó a la Abuela Ángeles y que vino seguida por “Fuego Prohibido”, dos baladas que no podían faltar y en el caso de la segunda jugando maravillosamente entre la melodía y el medio tiempo con cambios impredecibles llenos de buen gusto que la convierten en única, algo que quedó patente por la gran acogida de la misma antes de volver la “caña” con “Danza De La Muerte”, “Galones De Plástico” y la mítica “Volverás Desertor”.

Antes de comenzar “No Hay Quien Nos Pare”, el respetable se arrancó de forma espontánea a corear el nombre del grupo, algo que el veterano vocalista agradeció con un momento de calidez el cual protagonizó de forma cercana a la gente al aproximarse a la filas más cercanas para interpretar a modo de poema las primeras frases del mágico “Tú Mismo”, canción que dejó esa candidez en el ambiente la cual fue magníficamente rota de nuevo por la anterior mencionada y por el dueto que se sucedió con Escapa” y “Arriba”, demostrando PANZER la versatilidad con la que pueden pasar de un escenario a otro con una amable rotundidad marca de la casa de la que hicieron gala también al cerrar el espectáculo igual que lo habían comenzado, interpretando de nuevo los acordes más conocidos del “Toca Madera” mientras se despedían con innumerables agradecimientos, subidos Pina y Miguel Ángel sobre sendas tarimas y los acordes tan machacones como fundamentales de Fernando, una figura imprescindible durante toda la actuación que guio al grupo tan excepcionalmente como hace cuarenta años en un final del que nunca olvidaremos la guitarra del “Cachorro” seguir sonando sobre su cabeza como broche a una noche que quedará para la historia al igual que aquel recordado Sábado Negro

Set List PANZER“Toca Madera”, “Panzer”, “Número Negro”, “Dios Del Rock”, “Caballeros De Sangre”, “Perro Viejo”, “Junto A Ti”, “Fuego Prohibido”, “Danza De La Muerte”, “Galones De Plástico”, “Volverás Desertor”, “No Hay Quien Nos Pare”, Escapa” y “Arriba”.

 

Crónica: MONTSERRAT CALVO

Fotografías: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE

 

Montserrat Calvo

Montserrat Calvo REDACTORA Y RESPONSABLE DE NOTICIAS Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas. Banda: Mötley Crüe Álbum: Theatre Of Pain (1985) Canción: Home Sweet Home (Mötley Crüe) Festival: Vendería mi alma al diablo por ir a un “Monsters Of Rock Cruise” FACEBOOK:https://www.facebook.com/montserrat.calvoarroyo INSTRAGRAM: @montserrat_rock69 montserratcalvo@reinodesuenos.com

2 comentarios en «Crónica y fotos del concierto de PANZER e INVADERS (22-10-2021 Sala Caracol, Madrid)»

    • el 26/10/2021 a las 13:52
      Enlace permanente

      Hola !!! Gracias por seguir nuestra web y participar con tu comentario en nuestras publicaciones. Efectivamente, tal y como indicamos en la crónica el concierto finalizó con el mismo tema que comenzó, el mítico “Toca Madera” y antes de empezar “No Hay Quien Nos Pare”, como también señalamos en el texto, hubo un guiño a la maravillosa “Tu Mismo” con un retazo de dicha canción. Así lo hemos contado y esperamos que te haya gustado la crónica. Sin duda el concierto fue brutal y lo seguimos con la misma atención que pasión para reflejar todos los detalles posibles !!! Un abrazo

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: