Crónica y fotos del concierto de MEGARA sala Bóveda (09/07/2021)

El pasado 9 de julio tuvo lugar en Barcelona en la sala Bóveda la actuación de la banda madrileña MEGARA ofreciendo su pink side, un formato poco habitual al que suelen tener acostumbrados a sus seguidores.

MEGARA se formó en Madrid en 2014 con cuatro miembros esenciales que siguen siendo los mismos desde sus inicios. Kenzy a la voz, Rober a la  guitarra, Pol a la batería y Pablo al bajo. Tienen dos discos en el mercado, Siete (2016) y Aquí todos estamos locos (2018), y cociéndose un tercero que consta de varios capítulos y que verá la luz en octubre de 2021, del cual dieron a conocer el capítulo I Truco o trato en 2020.

La banda madrileña se caracteriza principalmente por su persistente esfuerzo y constancia en su trabajo, con unos temas muy buenos, un impresionante show escénico, unas ingeniosas coreografías y performances y una impactante teatralidad en sus conciertos, apoyados por un gran equipo de actores, actrices y bailarines que convierten en únicas cada una de las canciones en sus actuaciones. Aunque también cabe remarcar que hay quien piensa que llevan demasiado sonido pre-grabado, el cual le resta magia al directo.

En esta ocasión carecían de su impresionante show escénico habitual y descargaron en la ciudad condal mostrando su lado rosa más dulce y meloso y menos oscuro y siniestro. Un concierto en acústico más íntimo y posiblemente menos interesante, con unas versiones más descafeinadas que de costumbre.

  

 

El concierto comenzó sobre las 19:45 horas con un aforo menor a lo esperado y abriendo con la primera canción “Esclava del aire“. El público sentado en sillas como es habitual en estos tiempos de pandemia, permaneció algo frío en un principio pero fue animándose a medida que pasaban los minutos. La vocalista Kenzy, se encargó de ello animando incansable en todo momento y cumpliendo muy bien con su tarea de frontwoman.

Involución” fue el siguiente tema de la tarde-noche, tocado de una particular manera, adaptada a la dulce situación del momento. Rober y Pablo (guitarra y bajo) permanecían tocando sentados en sus taburetes, en cambio Kenzy (voz) siempre en constante movimiento transmitiendo su energía a los asistentes que poco a poco asimilaban el nuevo sonido del repertorio.
Siguieron “Vivo de rodillas” (2016) y “Somos aire“(2020), esta última algo más fiel a la original al ser un tema más tranquilo.

Como quinto tema le siguió “Seis” (2016), una canción que nunca falta en los conciertos de MEGARA y que con el nuevo formato cambió notablemente la personalidad del mismo.
Llegó el turno de “Arrástrame al infierno” (2018), y seguidamente ya en la mitad del show tocaron “Alas” (2016), la versión en castellano de “Wings” de la cantante británica Birdy, incluida en el primer álbum de los madrileños Siete, pero esta vez con la ausencia de Pablo y Pol, dejando así un momento íntimo en la voz y la guitarra únicamente.
Del mismo modo continuó la intimidad del dúo con la siguiente canción “Alma de mujer“, especial versión que hicieron del grupo MECANO en solidaridad con el movimiento LGTBI, y con la bandera correspondiente entre los hombros por parte de la vocalista.

 

 

Una vez de vuelta la banda completa a escena, interpretaron “Almas” (2018) para seguir después con otra versión más, esta vez “Creep“, la famosa canción de RADIOHEAD incluida en el álbum debut de la banda británica, Pablo Honey (1992), momento en que el público se vino arriba al máximo, encendiendo mecheros y agitando brazos de un lado a otro. Kenzy se emocionaba cantando esta canción, tumbada completamente boca arriba en el escenario y posteriormente sentándose al borde de la parte delantera del mismo.
A continuación MEGARA presentó un tema nuevo que saldrá en el próximo álbum que se espera para octubre, “Ni contigo ni sin ti (2021)”. Ya con el ambiente muy subido, Kenzy cantó esta canción arrodillada al borde del escenario, transmitiendo su calor y energía al público que no conocía el tema.

Finalizando el concierto llegaba “Bienvenido al desastre” (2018), con menos intensidad de la esperada para una recta final, pero con buena acogida por los asistentes, que disfrutaron del nuevo formato y lo pasaron en grande, y eso se notó sobretodo en la última canción “Truco o trato” (2020), la cual ponía el punto y final de la noche con la gente enloquecida, cantando el estribillo de esta canción como no lo habían hecho hasta el momento, levantándose de sus asientos para dejarse llevar completamente bailando y aplaudiendo con ímpetu. Kenzy, en su línea, animando con firmeza y tirada en el suelo, consiguió llegar a los asistentes y hacerles partícipes de la gran actuación de MEGARA. Un público que está deseando escuchar lo nuevo de la banda en estudio y deseando que vuelvan a Barcelona una vez más, pero en la próxima, esperemos que sea sin pandemia y con el formato eléctrico y su show visual que tanto impresiona y sorprende al público. Porque si por algo destaca MEGARA y se diferencia de otros grupos es precisamente por su gran show.

Crónica: Jacin Calvo

Fotos: Alfredo M. Geisse

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: