ConciertosCrónicasInternacional

Crónica y fotografías del concierto de DEEP PURPLE en el Alma Festival Madrid (Auditorio Parque Enrique Tierno Galván, 13/6/2024)

Todos tenemos algunos grupos o una canción que de alguna manera nos marcó para meternos de manera irremediable para siempre el gusanillo del Rock, y en mi caso sin duda uno de esos grupos fue DEEP PURPLE, no es de extrañar que pese a haberlos visto en directo en varias ocasiones, el poder compartir la experiencia desde estas líneas me hiciera especial ilusión. Siguiendo mi costumbre llegué con tiempo de sobra para pasar por la zona previa al recinto propiamente dicho del concierto convenientemente alfombrada con césped artificial, rodeada por diferentes puestos de bebida, comida y merchandising, aunque no aptos para todos los bolsillos, a ambos lados de las mesas y sillas colocadas estratégicamente para desembocar por un lado en el acceso al recinto del escenario y en el extremo contrario a un pequeño escenario, donde amenizaba la espera un joven grupo, castellano, leones MINIÑO, con un planteamiento musical a medio camino entre el pop y postrock, en una apuesta tal vez un poco arriesgada habida cuenta del estilo musical del grupo al que precedían, pero la banda formada por Miguel Espinoza guitarra y voz, Diego Hernández guitarra y voz, Víctor Iglesias al bajo y José Carlos Caballero a la batería, lejos de amilanarse no dejaron de esforzarse en atraer la atención del público para cumplir fielmente su papel de calentar un poca el ambiente ante el personal que poco a poco poblaba esta zona intermedia a la espera de poder acceder al escenario principal. Antes de meternos en lo que sería la crónica propiamente dicha, no queda menos que felicitar a la organización del ALMA Festival por la perfecta y cuidada organización en la que no falto ningún detalle.

Llegada la hora añorada y con una puntualidad británica, la banda tomaba posiciones entre los aplausos del público que abarrotaba él recinto del auditorio del Parque Tierno Galván, que en los últimos tiempos ha vuelto a recuperarse para la música, algo de lo que seguramente estaría muy feliz de comprobar el viejo profesor. Pero volvamos a lo que nos ocupa, los primeros y reconocibles compases de “Highway Star” hacían que una corriente de euforia recorriera en esos momentos todo el auditorio, poco importaba que como pudimos comprobar en apenas unos minutos la voz de Ian Gillan, esa noche no estuviera en plenas facultades, aunque hay que reconocer que pese a todo mantuvo un más que digno papel, poniendo todo de su parte, no hay que olvidar que el cantante este mismo verano cumplirá 79 años, pero que leches son los Purple pioneros e historia viva de la música en general y del Hard Rock en particular y todo se perdona cuando junto a Gillan, Roger Glover, Ian Paice, Don Airey y su más reciente incorporación Simon McBride, te trasportan a una banda sonora que forma parte de tu vida. 

Si bien la banda sin olvidar los clásicos y quedarse exclusivamente anclada en el pasado, nos tenía preparado un espectáculo en el que el presente más inmediato estuvo muy bien representado con “A Bit on the Side” el que será el segundo corte del esperado nuevo trabajo de la banda (=1) cuya salida al mercado está prevista para el próximo día 19 de julio, tema que no sería el único adelanto de este esperado Lp, ya que a lo largo de la noche también podríamos escuchar “Portable Door” y “Bleeding Obvious” todos ellos no dejaron de evocarnos el sonido más clásico de la banda, pero sin llegar a caer en la nostalgia. Igualmente el pasado más cercano también se encontraría reflejado con “No Need to Shout” incluido en su álbum Whoosh de 2020. Como siempre ocurre en estos casos cuando se trata de grandes bandas, la elección de estos temas presentaron opiniones encontradas en los corrillos posteriores del concierto, entre los que hubieran preferido un setlist cargado de temas de siempre y los que pese a que lógicamente disfrutamos de estos últimos, pensamos que es digno de admiración que tras 56 años de carrera de su creación en 1968, no se viva tan solo del pasado y se sigan creando grandes temas.

Pero tal y como comentábamos en un concierto que se precie de DEEP PURPLE, no pueden faltar grandes clásicos y estos sonarán también profusamente en la noche madrileña, como fue el caso de “Into the Fire” que daría paso a un solo que manaba de las cuerdas de la guitarra de Simon McBride, y que acabaría desembocando en otro clásico “Uncommon Man”, tras el cual llegaba el primero de los solos que se marcaría Don Airey a los mandos de su hammond, con un pequeño vacile por su parte incluido cuando mientras mantenía una nota uno de los técnicos fonendoscopio en mano salía a auscultarle, para terminar ofreciéndole un chupito como medicina y continuar así con él solo cuyas notas acabarían convirtiéndose en uno de los temas más icónicos de los británicos “Lazy” con ese característico órgano saturado de su parte inicial y el no menos impactante duelo instrumental entre guitarra y teclado, (Con el permiso de Airey y McBride, personalmente hubiera dado cualquier cosa por haber tenido la oportunidad de ver en su momento, ese duelo entre Lord y Blackmore), todo ello aderezado por el magnético sonido de la batería de un increíblemente en forma Ian Paice, aplaudido y celebrado por todos los presentes, mientras miles de teléfonos móviles pugnaban por inmortalizar ese momento.

Los clásicos seguían siendo los protagonistas principales con las pequeñas incursiones ya mencionadas de su futuro trabajo cuando tras la evocadora “Anya” Gillan daba un nuevo descaso a su garganta y toda la banda dejaba de nuevo el protagonismo principal a cargo de un  nuevo solo por parte de Don Airey, donde no faltaron las reminiscencias clásicas como Carmen de Bizet, o el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo. Ya con toda la banda de nuevo sobre el escenario “Bleeding Obvious” uno de los nuevos temas ya mencionados, nos otorgaba el enorme privilegio de ser los primeros en escucharlo en directo, para ahora si ya entrar en una recta final donde cada nota pasaba a ser reconocible, que arrancaba con “Space Truckin”. El auditorio estallaba en el delirio, cuando sonaba el riff más famoso de la historia de Rock, y la voz de Ian Gillan, nos atrapaba para cantarnos una vez más los sucesos ocurridos durante el incendio del Casino de Montreux, inmortalizados para la historia en “Smoke on the Water”. Para tras la breve y siempre esperada pausa meternos en el siempre gratificante momento de los bises con “Hard Lovin’ Man” y “Hush” acompañado en su na ra na na por todos los presentes y despedirse a lo grande con “Black Night”Setlist DEEP PURPLE: Highway Star, A Bit on the Side, No Need to Shout, Into the Fire, Uncommon Man, Lazy, Portable Door, Anya,  Bleeding Obvious , Space Truckin, Smoke on the Water, Hard Lovin’ Man, Hush, Black Night.

Crónica y fotografías: JOSÉ PASCUAL

 

 

Jose Pascual

Fotógrafo y redactor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: