Crónica, videos y fotografías del Piorno Rock (14-05-2022, Carpa Del Recinto Ferial De Pinos Puente -Granada-)

Los Festivales de Rock y Metal comienzan a recorrer toda la geografía nacional con carteles repletos de grandes bandas tanto nacionales como internacionales, unos conciertos tan esperados como necesarios para mantener viva la música no sólo en directo, sino también en el formato estudio que empuje a los grupos hacia una prolífica producción de discos cargados de nuevas composiciones que luego serán tanto bailadas como coreadas en vivo por legiones de fans, seguidores y en general un público metalero que aúna varias generaciones de incondicionales, algo de lo que pudimos dar fe con nuestra presencia en la reciente celebración del Piorno Rock el pasado 14 de mayo en la granadina localidad de Pinos Puente y de la mano de Espect Management, a quien trasladamos desde Reino De Sueños nuestro agradecimiento.

Tras doce años desde que tuvo lugar la celebración de la última edición de este Festival, el Piorno Rock regresó con un cartel de lujo que apostó por siete bandas patrias de las cuales AZRAEL y SAEDÍN honraron a la provincia y PEZÓN BLUES a la propia localidad de Pinos Puente, dando así los siete combos vida a un multitudinario evento que prácticamente colgó el cartel de Sold Out en una noche que contó con focos espectaculares, un sonido atronador con derroche de vatios y también cierto retraso entre las actuaciones a pesar de estar los horarios bien determinados, lo cual hizo que la última banda (BARÓN ROJO) apareciera sobre la tarima casi hora y media más tarde sobre el horario previsto sin que ello desmotivase en absolutivo a todos los allí presentes, quienes disfrutaron de lo lindo durante casi diez horas de auténtica “tralla” en las cuales los grupos se dejaron literalmente la piel.

A las 17:00 horas se abrieron las puertas de la Carpa Del Recinto Ferial, comenzando ya desde primera hora la afluencia de gente preparada para disfrutar de los grupos que afrontaron temperaturas difíciles con valentía y arrojo sobre unas tablas en las que abrieron fuego los locales PEZÓN BLUES, formación que vio la luz allá por el año 1996 afincada en el Rock y con ciertos coqueteos muy bien traídos cercanos al Blues, al Jazz e incluso al Funk contando con una extraordinaria acogida entre la gente que ya se situaba frente al escenario. 

El quinteto pinopotense aderezó su show en el segundo tema con el grito de guerra “somos rockeros o qué”, un acicate que puso las manos en alto de un publico que empezaba a calentarse y que aplaudió con rabia un Set List plagado de temas pegadizos a la vez que contundentes, composiciones que contaron como denominador común con una imperiosa base rítmica a cargo del baterista para gestionar a capricho interesantes giros y cambios de tiempo.

PEZÓN BLUES cuenta con cuatro miembros de una misma familia entre sus filas al ser el bajista Paco Sánchez y el guitarrista José Espigares Jr. sobrino e hijo respectivamente del cantante, un power trío perfecto para dar forma a un generoso directo junto con el baterista Miguel Sánchez también sobrino del vocalista y donde ambas seis cuerdas adquirieron un gran protagonismo al mostrar tanto riffs como melodías con igual calidad, combinándose ambas perfectamente con la capacidad vocal de un frontman que dominó a la perfección en las letras el idioma de Shakespeare mientras jaleaba a la gente como nadie, involucrando al respetable en el espectáculo con una miscelánea que contó tanto con temas propios como el “Dreams” que ya aparecía en su maqueta como con versiones muy integradas en la idiosincrasia de la banda, algo notablemente patente en la magistral interpretación del inmortal “Burn” de DEEP PURPLE con el cual cerraron con aplausos una magnífica actuación.

RIENDA SUELTA fue la bizarra formación encargada de continuar con la fiesta, dejando claro que es una pareja perfecta para el Rock Urbano con raíces genuinas gracias a un sonido que se alejó de florituras para centrarse en notas claras, nítidas, limpias e incontestables a las que otorgaron si cabe más fuerza gracias a unas letras que calaron, transmitieron y llegaron a la gente sin fisuras, declamando sin rodeos poesía de campo, barrio y pueblo que supo a cotidiano y calle para impregnar toda la atmósfera de autenticidad mientras sus fieles instrumentos no pararon de regalar un Rock And Roll bailable y cargado de cuidados arreglos.

Los sevillanos en formato trío, se metieron a la feligresía en el bolsillo con un vocalista que esgrimió entre sus manos un poderoso bajo el cual plagió la cadencia de su voz, una garganta que impresionó a propios y extraños con historias de las que cuentan el boca a boca de nuestros mayores al narrar la dureza de unas vidas luchadoras, imprimiendo de esta forma a su actuación una credibilidad con la que desde el comienzo establecieron un feedback imparable con la gente.

RIENDA SUELTA, sin duda una banda de directo, cogió con gran inteligencia y mayor talento el relevo de romería que ya impregnaba el ambiente, conectando a la primera al mostrar un perfecto ensamblaje entre ellos como algo imprescindible cuando el predominio es de las percusiones, estando aquí la guitarra en minoría y teniendo que combatir ésta con bases poderosas ante las que no se amilanó, ya que el grupo hizo honor a su nombre en total desinhibición con clásicos como “Turulo”, un tema que fue directo al corazón sin más aderezo que slaps, punteos y baquetazos que golpearon el cuero con fiereza en pura línea recta sin perder un tiempo precioso que aprovecharon debidamente entre tema y tema con speechs muy aplaudidos, los cuales llegaron junto con ovaciones que se mantuvieron en una despedida que nos dejó con ganas de más tras despertar nuestras conciencias.

SAEDÍN pisó fuerte la tarima del Piorno con sus cinco miembros sobre la escena mostrando una performance en la que mezclaron elementos propios del Metal con otros identificativos de su origen andalusí, una imagen que ya en sí misma fue toda una declaración de intenciones y con la que defendieron esa mágica fusión que marca su idiosincrasia granadina siendo ejemplo de liderazgo dentro del Rock Andaluz, un estilo que fusionan con sonidos tanto de Hard como de Sinfónico para conseguir un efecto de embrujo adornado por unas letras centradas mayoritariamente en un amor que por momentos las envuelve de leyenda. 

Entre Ríos, el más reciente trabajo de esta banda que cuenta con dos mujeres entre sus filas en las figuras de Ángela Mesbailer a la voz y Zoraida Vidal a los teclados, fue el protagonista de una actuación que nos ofreció novedades en las líricas al abordar de forma delicada a la vez que enérgica temas tan actuales como el maltrato hacia las mujeres, el abandono animal o el alzhéimer, tratando sobre las tablas sus composiciones con un mimo inagotable.

La actuación rodeada de magia protagonizada por SAEDÍN, desplegó una impresionante base sinfónica en la que los teclados tuvieron una gran importancia junto con una garganta flamenca, unos riffs rockeros, una contundente batería y un poderoso bajo que aceleraron y desaceleraron temas a capricho demostrando la solidez de unas canciones maduras, elaboradas y muy teatralizadas con coreografías prácticamente a cargo de Ángela, quien sin duda estuvo tocada por el dedo divino durante toda la actuación y especialmente brilló su chorro de voz en los temas de introducción a capella como el que da nombre al propio disco, una interpretación la suya cargada de emotividad en la cual se involucraron todos sus compañeros con una elegancia innata y una exquisitez no menos importante cargada de Arte y Hard Rock en perfecto estado de gracia.

El día fue cediendo terreno al atardecer cuando AZRAEL, la longeva banda que lleva regalando Heavy Metal desde el año 1991 e igualmente oriunda de la ciudad de Granada, se presentó ante nosotros con su nueva formación tras la publicación en 2019 de su homónimo último disco, una alineación que no contó con el teclados quien fue sustituido por sorpresa y por lo que entendimos debido a una indisposición por Zoraida Vidal, la teclista de SAEDÍN que enfrentó con partitura, carácter, actitud y rigor una actuación incontestable.

El giro musical con respecto al grupo anterior, hizo que las cabezas comenzasen a moverse buscando el mejor headbanging para acompañar una descarga que puso a prueba la rapidez de los focos con un frontman más que activo, pues el vocalista no paró de moverse sobre el escenario dando viveza a la actuación y levantando continuamente las manos para animar a la ya prácticamente llena arena a corear junto a él los temas, un deseo que vio cumplido durante toda la actuación.

La impresionante puesta en escena de la banda, se mezcló de forma indisoluble con un sonido compacto y una voz totalmente metida en las canciones que dio forma tanto a temas del último trabajo como a otros que arrastraron añoranza, sonando todos ellos a renovados gracias en gran parte a unas seis cuerdas que ofrecieron punteos como si de disparos se tratase mostrando un sonido afilado, directo al grano, con lucimiento de mástil y velocidad en las pastillas buscando así el punch tan AZRAREL de trabajos como el Mafia del 2000 y luchando contra la gravedad sin dejar de dar espectáculo, ejecutando arpegios para buscar la quintaesencia del Heavy con matices Power a cargo estos de los teclados y vuelta al Metal más puro gracias a las percusiones, las cuales actuaron en binomio imponiendo su impronta en un show totalmente desbordante de talento, profesionalidad, cercanía y calidad.

El crescendo era ya imparable cuando el cuarteto ANGELUS APATRIDA se hizo con el escenario para centrar principalmente la fuerza en desgranar su último trabajo del mismo nombre que se editó en 2021, un disco con el cual la banda está recorriendo gran parte de la geografía nacional acumulando éxitos y llevando a todos los rincones posibles un Thrash Metal con el que la formación ya ha hecho historia, aplicando las leyes que marcan el ritmo de este estilo a sus propias cabezas ingobernables cuando a través de molinillos imposibles hacen sentir al público totalmente invencible escuchando sus temas.

Sonido demoledor para los cuatro jinetes albaceteños que no escatimaron en “tralla” poniendo como siempre el alma y algo más que todos desconocemos pero que ellos dominan a la perfección, despertando siempre en el ring esa ferviente y casi ritual expresión de admiración que lleva a parte del público a iniciar continuos Pogos que suelen terminar siempre con un lapidario Wall Of Death marca de la casa.

Guillermo Izquierdo a la guitarra y a la voz, Víctor Valera a la batería, José J. Izquierdo al bajo y David G. Álvarez a la guitarra, se mostraron intratables y a ninguno le tembló el pulso cuando arrancaron tema tras tema con los ya clásicos del recién Ángelus Apátrida en un directo donde aparecieron totalmente implicados, cómodos sobre la tarima y dispuestos a que nadie olvidase esa noche, pues sin duda la velada mostró con ellos su lado más rebelde, salvaje y a la vez tórrido tras una Intro épica con la que llegó una auténtica entrega de riffs, slaps, baquetazos y rítmicas inmisericordes que hicieron las delicias de todos los allí presentes, escuchando junto a esta fiesta de notas inmersas en composiciones densas a la vez que deseables la gutural garganta de Guillermo quien pudo presumir de vozarrón perfectamente acompañado por unos imprescindibles coros para ofrecer un directo rotundo, guerrero, apasionante y enérgico.

Los incombustibles OBÚS, con el carismático Fortu al frente, se engancharon a la perfección a la estela de los ANGELUS y mantuvieron sobre el carro a todos los allí presentes, un público totalmente entregado tanto a los brazos del Festival como a los brazos de los grupos que permaneció insaciable en el foso celebrando en el mismo todas y cada una de las canciones que en este caso la formación originaria del madrileño barrio de Vallecas les proporcionó, ofreciendo la banda un repertorio generoso en clásicos para celebrar por todo lo alto sus cuarenta años encima de los escenarios, ahí es nada.

Afortunadamente OBÚS, es una formación que ha mantenido el tradicional solo de batería tan característico de los años ochenta y noventa que en manos de su virtuoso baterista Carlos Mirat se nos presenta como de otro mundo, ya que las virgueras baquetas de este excepcional percusionista no sólo marcaron con estilo la pauta del concierto sino que, en un alarde de espectáculo, nos hicieron vibrar con una certera demostración de “trallazos” en pleno tema sobre y en una escalera.

“Autopista”, “El Que Más”, o “Vamos Muy Bien”, convivieron con otras más recientes como “Whisky Con Hielo” haciendo coincidir pasado y presente con ese empuje que tuvo un frontman desenfadado que involucró al respetable en el espectáculo, dirigiéndose al mismo con una química espontánea fruto de años de complicidad con la gente, ya que la chispa de la banda ha estado presente a lo largo de su trayectoria a pesar de los diferentes músicos que han pasado por sus filas, siendo sin duda la actual formación una alineación de éxito donde la garganta de Fortu Sánchez permanece intacta a la hora de envolver los temas con una siempre cálida modulación de los registros y un Paco Laguna a la guitarra que demostró solera a las seis cuerdas acariciándolas con firmeza, redondez y buen gusto junto con un Luisma Hernández al bajo totalmente desatado en sonido y actitud completando un combo que confirmó ese liderazgo innato dentro del Heavy.

BARÓN ROJO fue el grupo encargado de cerrar magistralmente el Piorno, ya que los autores de indispensables que no faltaron como “Resistiré”, “Las Flores Del Mal”, “Siempre Estás Allí” o “Breakthoven”, las hicieron sonar con fuerza mientras una pantalla gigante a sus espaldas se encargó de mostrar imágenes de la banda que apoyaron la música con fotogramas tanto de diferentes conciertos y etapas de la misma junto a otras que honraban letras tan arraigadas en la memoria colectiva como la épica “Barón Rojo”, canción dedicada al aviador alemán Manfred Von Richthofen o las caras de los protagonistas en “Concierto Para Ellos”.

El derroche lumínico y sonoro que acompaño al evento durante toda la velada se mantuvo igual de firme e impresionante en la recta final, dejando su impronta sobre un escenario muy bien aprovechado tanto por los hermanos De Castro como por un Morán al bajo que recorrió la tarima de punta a punta, acercándose a todos los rincones para confrontar su mástil con las cabezas y manos de un respetable totalmente entregado que respondió a sus metaleros y cariñosos envites.

Uno de los momentos más emotivos del directo llegó con el tema “Satánico plan / Volumen brutal” cuando familia, amigos y público ayudamos a levantar la silla de ruedas que ocupaba un chaval, acercando la misma hasta la valla para que el chico sintiese casi en la cara y en una merecidísima posición de lujo las vibraciones del Metal lo más cerca posible, gesto que puso aún más si cabe el acento en lo grandioso que es el Rock y en lo grandioso del concierto que estábamos viviendo junto a unas leyendas de nuestro “rollo” que desplegaron su magia apoyados por todo el recinto, una carpa que coreó una por una todas las canciones mientras manos en alto ovacionaba a BARÓN ROJO que sin duda tuvo una de sus noches, sonando todos ellos como un auténtico tiro y dejando muy claro que siguen pisando fuerte dentro del panorama nacional y sobre todo dispuestos a seguir dando guerra. 

 

Crónica: MONTSERRAT CALVO

Videos y fotografías:: MIGUEL ÁNGEL PRÍNCIPE

Montserrat Calvo

Montserrat Calvo REDACTORA JEFE Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas. Banda: Mötley Crüe Álbum: Theatre Of Pain (1985) Canción: "Home Sweet Home" de MÖTLEY CRÜE Festival: Vendería mi alma al diablo por ir a un “Monsters Of Rock Cruise” FACEBOOK:https://www.facebook.com/montserrat.calvoarroyo INSTRAGRAM: @montserrat_rock69 montserratcalvo@reinodesuenos.com

4 comentarios en «Crónica, videos y fotografías del Piorno Rock (14-05-2022, Carpa Del Recinto Ferial De Pinos Puente -Granada-)»

  • el 20/05/2022 a las 21:51
    Enlace permanente

    Impresionante Cronica de li allí acontecido.
    Sois muy grandes.
    Me quito el sombrero con el currazo quw os pegais y sobretodo por el resultado del mismo, olé 👏👏👏
    Aguante el Metal Carayo!!

    Respuesta
    • el 21/05/2022 a las 10:01
      Enlace permanente

      Gracias Francisco !!! Es un placer asistir a Festivales y conciertos entre otras cosas por encontrarnos de vez en cuando con personas como tú, amigo. Un gran abrazo de todo el equipo de Reino De Sueños y así es compañero, “Aguante El Metal” !!!

      Respuesta
  • el 21/05/2022 a las 11:01
    Enlace permanente

    Que bien escribes sister!!! Y que fotazas las de Er Migueh! Parece que eje estado allí!! 🥰🥰🥰

    Respuesta
    • el 24/05/2022 a las 10:16
      Enlace permanente

      Gracias Dada !!!! Grandes artistas como tú y los que actuaron en el Piorno Rock hacen sencillo hablar sobre ellos y siempre permitís inmortalizar con fotografías vuestras excepcionales actuaciones. Un honor que nos sigas y un placer contar con tu música.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: