El Escocés

Nacido en Vigo (Pontevedra) pero criado en Madrid, empezó a zurrarle a la guitarra a los 12 años y, como suele pasar, su percepción de la música cambió para siempre. Sus gustos evolucionan a lo Benjamin Button: los clásicos le llegan tarde pero los devora cual adolescente rebelde. Fundador, vocalista y guitarra de la banda LUBACK, adora de forma histérica a los Guns n’Roses. Hay que entender que le volaron la cabeza justo al mismo tiempo que conoció las seis cuerdas. Sus predilectos abarcan desde Led Zeppelin, Rage Against the Machine o Jimi Hendrix hasta Bob Dylan, Tedeschi Trucks Band, Eric Clapton o Tom Petty. Como noventero espiritual, su lado más visceral hierve con Alice in Chains, Pearl Jam, Nirvana, o Stone Temple Pilots, sin olvidar a los Black Crowes ni a Neil Young (este último en la figura de padre, claro).

Amante de los detalles, el sonido orgánico, la buena producción y el buen gusto, El Escocés admira antes el desgarro del alma que el virtuosismo técnico aunque, por supuesto, una buena combinación de las dos cosas es la quimera que siempre anda buscando.

 

A %d blogueros les gusta esto: