RATA BLANCA+ HISTERIA+ FALLEN ANGEL+ KATIE K.- KKKK1/2. SALA Q ; SEVILLA. 5/ 07/ 2009.

Se puede decir que con la visita de los argentinos se acababa la temporada 08/09 de la Sala Q en la capital andaluza, y la verdad es que como colofón sobre el papel era un acontecimiento atractivo. Pero no se quedó sólo sobre el papel sino que tal y como hicieron en sus dos actuaciones anteriores, demostraron que para ellos no hay plaza chica, y que todas las ciudades son iguales en importancia a la hora de dar lo que llevan dentro, sin dejarse en el zurrón ni un ápice de entrega, profesionalidad, buen hacer y simpatía de principio a fin, regalándonos un magnífico concierto. Antes que ellos, tres grupos sevillanos se subirían al escenario. A los que abrían, K.King, no los vi, siendo Fallen Angel los primeros que presencié causándome una grata impresión. Después de un enorme período de tiempo sin saber de ellos en el que incluso estuvieron a punto de separarse, han vuelto con muchas ganas, como me comentaba su guitarrista Enrique antes del concierto. Con la incorporación de la nueva base rítmica y con su vocalista mejor integrado, dieron repaso a su historial en una corta pero entretenida actuación, y me consta, que con muchos ojos puestos en su show. Así, después de ese parón sufrido por el grupo volvimos a escuchar temas como “Jerusalem”, “La máscara de Judas”, y “Tierra Esperanza” entre otros, dejando en los asistentes un dulce sabor de bienvenida a un grupo al que se echaba de menos y que aunque siempre caló entre el público sevillano, por razones que de todos es sabido nunca tuvieron el eco que merecían. Ojalá en esta “vuelta al camino” les vaya mucho mejor.

Histeria, otro combo de la capital que tras muchos cambios en su seno, volvían con fuerza y nuevo vocalista (este ya con algo más de tiempo en el grupo, ex Daïmon) y nuevo bajista (ex Mr.Ghuzik, entre otros). Su apuesta es arriesgada y complicada en el panorama nacional, para qué negarlo, pero como para eso hay que saber hacerlo, esa es la principal baza del grupo, que cree en lo que hace y lo hace bien. Pero como suelo decir (para bien o para mal), una mala noche la tiene cualquiera, y esta fue una mala noche de su vocalista que a partir del cuarto tema comenzó a resentirse de su voz. Fue durante la versión de Yngwie Malmsteen, “Riot in the Dungeons” donde quedó patente este hecho y a partir de entonces el ánimo bajó en el escenario contagiándose al público. A pesar de todo, el respetable comprendió que son cosas que pasan y que aún haciéndolo bien, nadie está libre de estos imprevistos. Pudimos comprobar esa apuesta arriesgada que decía al principio con temas como “Ten fe”, “Condenado”, “Una Sola Razón”, y ya algo deslucidas “Lucharé”, y “Ecos de ti”.

Y llegó por fín el turno de los protagonistas de la noche. Venían de tocar la noche anterior en el Festival del Oeste, y tras un buen rato de preparativos y la típica pitadita (tampoco fue mucho) aparecieron en escena RATA BLANCA comandados por Mr. Walter Giardino, todo un caballero tanto arriba como abajo de las tablas. Abrieron con “El Reino Olvidado”, de su último disco homónimo del que nadie me puede negar que el mismísimo R.Blackmore lo hubiese firmado para sus Rainbow. Desde mi punto de vista, ésta es otra de las cosas que agradecer a Rata, poder disfrutar de un heavy añejo con tintes modernos que rememoran a la banda inglesa y nos alegran los oídos sobremanera a los que la añoramos desde aquel ya lejano “Stranger in us All“. “La otra Cara de la Moneda” (única canción de su anterior trabajo La Llave de la Puerta Secreta) fue el tema enlace con “Volviendo a Casa”, que también fue el único elegido de –El Camino del Fuego-. La verdad es que hicieron una presentación en toda regla de su último disco (como debe ser), tocando seis temas de –El Reino Olvidado-, que por lo que se vivió desde abajo, gustó a la gran mayoría de la audiencia. Y no lo digo por la calidad en sí de los temas sino por el hecho de tocar hasta seis del disco nuevo, que siempre encuentra un gran número de detractores por aquello de dejar fuera de lista otros temas más populares. Como siempre, Adrian, complaciente con el público y dicharachero en justa medida y sorprendiendo con el gran estado de forma que mantienen sus cuerdas vocales, que no parecen resentirse con el paso de los años, llegando a los tonos altos con facilidad pasmosa. Walter, a su izquierda, dando muestra de su elegancia y maestría a las seis cuerdas y lanzando púas a diestro y siniestro, y el resto, con Hugo Bistolfi a los teclados, algo sombrío pero firme y excelso a la vez, y la base rítmica conformada por Guillermo Sánchez y Fernando Scarcella al bajo y batería respectivamente, dando la sobriedad de la que siempre se caracterizaron. El repaso a su más reciente trabajo de estudio concluyó con “Círculo de Fuego”, “Diario de una Sombra”, “El Guardian de la Luz”, la del extraño título “71-06 Endorfina” y “No es Nada Fácil”. Entre medias, colocados de forma estratégica sonaron “Sólo para Amarte”, el incombustible “Chico Callejero” y tres temazos a cual más emblemático y de indudable calidad, “Guerrero del Arco Iris” (un guiño con los dos ojos a quién ya sabemos), “Mujer Amante”, y como no, el tema más famoso de toda su carrera “ La Leyenda del Hada y el Mago” con el que se despidieron ante un público que los adora por como son haciendo lo que hacen, y también por supuesto por la calidad que atesoran musicalmente. Al terminar la actuación se acercaron a departir con algunos fans mientras daban buena cuenta de una improvisada cena, y otra vez más (ya van tres)me fui sin preguntarles por qué no tocaban en directo ningún tema de –El Libro Oculto-, como “Asesinos” o “Cuarto Poder” que tienen una pegada fortísima para el directo. En resumen, esto fue todo, pero quedándome claro dos cosas: que la próxima vez que vengan a Sevilla ahí estará un servidor para disfrutar de su show y que de esa vez no pasará que le pregunte por El Libro Oculto. Chao, Pelotudos de Mieeerrda!!.

Jesus M. G. Barba

Nacido en 1970. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en la especialidad de Restauración y Conservación. En 1997 tuve mi programa de radio junto a mi amigo Antonio Crespo en Radio Guadaira al que bautizamos como "Puro Rock". Estuvimos unos 4 meses en antena hasta que llegó el verano. Unos años antes había sido colaborador en Radio Guadalquivir en el programa Unidos por el Rock. Soy fotógrafo autodidacta desde los 16 años. En el año 2003 comienzo a trabajar como fotógrafo para las revistas Heavy Rock y Kerrang (edición española) y muy poco después ya como colaborador cumpliendo también con las funciones de redactor y crítico musical. Desde 2010 soy corresponsal en Andalucía. He realizado varias exposiciones de fotografía, dibujo y pintura tanto individual como colectivamente. Todas estas actividades las compagino con mi trabajo de montador de exposiciones y eventos desde el año 2005.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: